Números Editoriales Editorial Nº 06
E-mail Imprimir

 

6CaleditEditorial

Entre lo que solemos denominar "clásicos del Tai Chi" hay un texto que ha llegado a ser respetado y suscrito por una gran mayoría de los expertos en los diferentes estilos de nuestro arte como un decálogo de los principios básicos que sustentan la práctica correcta. Son, por supuesto, los Diez Puntos de Yang Chengfu.

Estas diez frases en estilo telegráfico, probablemente repetidas hasta la saciedad por Yang Chengfu a sus alumnos, se han conservado gracias a uno de sus principales discípulos, Chen Weiming, que las puso por escrito y las comentó; y han llegado hasta nosotros a través de Douglas Wile, que tradujo al inglés y publicó el texto en sus Piedras de toque del Taijiquan1Las Piedras de Toque del Tai Chi: Las Transmisiones Secretas de la Familia Yang, DOUGLAS WILE. Ediciones Tao, 2001.-.

6EditLa evolución de este texto, en su origen una transmisión oral, también encierra sus propias lecciones. Con seguridad Yang Chengfu explicaba a su manera estos principios, verbal y físicamente. Su alumno Chen Weiming amplió estos conceptos, introduciendo sin duda comentarios propios. Por ejemplo, resultan curiosas las repetidas alusiones a "los practicantes de estilos externos" como encarnación de todo lo que no se debe hacer, quizá debido a que en la época se reivindicaba con vehemencia el valor del entrenamiento interno frente al externo. Hoy en día tendemos a ver esa dicotomía más bien como dos caminos igualmente dignos que llevan al mismo fin: la maestría marcial. E igual que esos comentarios "externos" parecen haber quedado algo obsoletos, la mayor parte del texto de Chen Weiming, y sobre todo los diez principios de Yang Chengfu, siguen manteniendo toda su fuerza interior y su vigencia como si el tiempo no les hubiera rozado, como verdaderas y preciosas piedras de toque.

Fu Shengyuan, fiel continuador de las enseñanzas de la familia Yang, nos dijo en la entrevista central de este número que se puede dedicar toda una vida al estudio y la interiorización de los Diez Puntos, y aprovechamos la ocasión para pedirle que nos hiciera sus propios comentarios a estos principios y publicarlos junto al texto original. Incorporar apenas dos o tres de ellos a la ejecución de una forma es en sí un gran avance que requiere mucho trabajo personal, pero que nos abrirá la puerta al mundo de sensaciones que despierta la práctica del verdadero Tai Chi Chuan. spirito


Foto: Yang Chengfu, 1933.

NOTA:

1) Las Piedras de Toque del Tai Chi: Las Transmisiones Secretas de la Familia Yang, DOUGLAS WILE. Ediciones Tao, 2001.

 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3384205

Banner
Banner
Banner
Banner