Números Editoriales Editorial Nº 11
E-mail Imprimir


11CaleditEditorial

En el mundo occidental los aspectos corporal, mental y espiritual de la persona suelen tratarse por separado. Por más que la llegada del pensamiento y las disciplinas orientales nos ha mostrado desde hace tiempo un punto de vista que aboga por la unificación de todo el ser, y por más que escuchemos y leamos estas ideas una y otra vez, lo cierto es que a menudo olvidamos llevarlas a la práctica, no sólo durante el entrenamiento, sino también en la vida cotidiana. Es posible que en nuestra cultura el terreno no esté aún lo bastante abonado para que arraigue la idea de ocuparnos activamente de nuestro equilibrio, optimizando la salud y el bienestar y prolongándolos en el tiempo. ¿Cuántas veces hemos permanecido horas sentados al ordenador sin levantarnos de cuando en cuando a estirarnos un poco? ¿Cuántas veces pasamos jornadas enteras realizando un trabajo agotador física o mentalmente sin pensar por un momento en relajarnos, regalarnos un masaje o dedicar un poco de nuestro tiempo a nutrir la mente y el espíritu? Hay razones de sobra para hacerlo, pero lo cierto es que con demasiada frecuencia nuestro bienestar ocupa uno de los últimos puestos en nuestra propia escala de valores.

Zhang Xiumu, protagonista del artículo principal de este número, parece haber conseguido este equilibrio, alimentando la mente para desarrollar mejor su trabajo científico y profundizar en la teoría del Taijiquan, poniendo en práctica y testando sus ideas en el entrenamiento y cultivando el espíritu a través de la meditación. Para él, el trabajo en todos estos frentes puede abrir las puertas a una comprensión mucho más amplia del Taijiquan y del mundo. Siguiendo su ejemplo, en estas páginas hemos intentado ofrecer material de trabajo para el cuerpo y para el espíritu.

Si queremos mantener un cuerpo sano y, como dice el Dao De Jing, flexible como el de un niño, los profesores de Taijiquan más veteranos coinciden en una idea: hay que practicar 11editestiramientos de músculos y tendones. Por ello hemos incluido la primera parte de un detallado trabajo sobre el Yi Jin Jing (o I Chin Ching), una de las series más antiguas y eficaces de ejercicios dirigidos a este fin. Y para los que piensan que hay que resignarse a que los años nos arrebaten la flexibilidad y la estabilidad, Arieh Lev-Breslov propone un desafío: aplicar los principios del Taiji al simple acto de andar.

En cuanto a lo espiritual, incluimos un artículo sobre técnicas básicas de meditación que trata de desmitificar esta práctica y acercarla a quienes aún no se han animado a probarla o desconfían de ella. Asimismo, comentamos prácticas de Qigong dirigidas al cultivo del yin, algo esencial para alcanzar la longevidad y la plenitud, y un trabajo especialmente importante para las mujeres. spirito

 

 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3384170

Banner
Banner
Banner
Banner