Números Editoriales Editorial Nº 13
E-mail Imprimir


13CaleditEditorial

Amenudo decimos que los principios energéticos taoistas que conforman la raíz de nuestro arte nacieron de observar, sentir, escuchar e investigar la naturaleza celeste, terrestre y humana de una manera intuitiva. Muchos profesores explican que esto implica aceptar la interacción de estas energías en nosotros y cultivar un grado de apertura que proviene sobre todo del corazón, la casa de la mente y del espíritu, el ámbito de la humanidad. Para ellos es tan importante la adquisición de conocimientos y el desarrollo técnico como el wu de, la virtud marcial enraizada en valores tan humanos como el respeto, la escucha o la ayuda al otro.

A veces, enfrascados en el intento de que nuestra técnica sea lo más correcta posible olvidamos ocuparnos de este aspecto tan importante, que influye poderosamente en el modo de comportarnos y relacionarnos durante todo tipo de ejercicios, en especial los que requieren un compañero, como es el caso del tuishou o las técnicas de Qin Na. Esta idea aparece en los artículos que han escrito Sam Masich y Paco Romero respectivamente y que el primero desarrolla de manera extensa en su análisis sobre las ocho fuerzas.

Humanidad también desprende Ma Xuzhou cuando expone su preocupación como madre, que le impulsó a investigar un método efectivo que remediase el grave problema de visión de su hijo. Y Zhang Guangde, quien tras lograr curarse gracias a la medicina tradicional china y la aplicación de sus conocimientos sobre los ejercicios de salud decidió poner su experiencia al servicio de la sociedad.

Con un entrenamiento a la antigua recibido desde niño, Li Deyin realizó una aportación inestimable al mundo del Taijiquan a través de su trabajo de divulgación y creación de las formas estandarizadas de competición y las de abanico, que permitieron al arte ser conocido en todo el mundo. En su entrevista ofrece un concepto interesante: la noción de divertirse con la práctica sin que por eso vayamos a abandonar los principios del entrenamiento marcial. 13editLa capacidad de disfrute tiene mucho que ver con la relajación que da un corazón abierto y esta noción algunas veces se pierde por el camino, cuando el rigor se vuelve rigidez. A veces la calidad técnica no va unida a la humana, y en este número se enfatiza la necesidad de que así sea, si queremos verdaderamente mejorar nuestra práctica y la manera de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás. spirito

 

 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3384156

Banner
Banner
Banner
Banner