Números Editoriales Editorial Nº 15
E-mail Imprimir


15CaleditEditorial

Uno de los temas de discusión que más a menudo surge entre la gente del Taijiquan es la autenticidad de las diferentes manifestaciones de nuestro arte. Por ello nos ha parecido interesante recoger en el presente número la Declaración de Ma’anshan, un documento que muestra la tendencia actualmente imperante en China de reconocer que el Taijiquan ha evolucionado en tres direcciones, la del arte marcial tradicional, la del cultivo de la salud y la deportiva, y que la comunicación y la cooperación entre estas tres ramas sólo puede redundar en el fortalecimiento del tronco común que comparten.

En el aspecto marcial del Taijiquan, los personajes que hemos entrevistado para este número poseen una vasta experiencia. Tanto Kenji Tokitsu como Mario Napoli practicaron artes marciales japonesas antes de llegar al Taijiquan, kárate el primero, y judo el segundo. Esto parece haber contribuido a cultivar en ambos su pasión por el combate como vía para entender, investigar y testar los principios del Taijiquan en la realidad práctica de la lucha. Napoli vuelve a recordarnos que la perseverancia y la calidad técnica no tienen por qué estar reñidas con la capacidad para disfrutar deportivamente de un buen combate sea o no de competición. Tokitsu plantea el sentido que tiene en nuestra práctica desarrollar tanto el aspecto de combate como el de salud y transmite con valentía la experiencia resultante de sus investigaciones, aunque en un momento dado pueda ir en contra de la ortodoxia. Nos parece una actitud sana y necesaria defender la pluralidad de expresión, sobre todo cuando va unida al ánimo de enriquecer y aportar, más que simplemente de polemizar.

15editOtra cuestión interesante es conocer los distintos puntos de vista que los autores adoptan sobre la noción de yin y yang, y cuyos matices colorean y fundamentan de manera diferente sus trabajos. Aunque representan la principal base sobre la que construir la práctica del Taijiquan, a veces, por distintos motivos, nos olvidamos de volver a la simplicidad compleja de esta teoría y de estudiar cómo aplicarla mejor en nuestros movimientos. En la propuesta sobre tuishou que Luis Molera presenta en este número de cara a aquellos que se sienten atraídos por comenzar a practicar el aspecto de combate del Taiji, yin y yang tienen que ver, de alguna manera, con una actitud que impregna la ejecución de los ejercicios. En las “manos de los 18 Budas” del sistema Lohan Qigong podemos acceder a un matiz distinto en la aplicación de estas fuerzas opuestas, así como al conocimiento de las diferentes etapas que conforman el sistema.

Muchas veces leemos o hemos oído hablar de la importancia de concentrarse en este o aquel punto de acupuntura, pero ignoramos el alcance que puede tener esta acción. Para solucionar esto Georges Saby explica de manera clara y sencilla el primero de los principales puntos vitales para la práctica del Taijiquan, desarrollando sus muchas implicaciones. Esperamos desde esta redacción que el mosaico de ideas que conforman este número pueda aportar a la comunidad del Taiji claves para reflexionar y avanzar en la práctica.spirito

 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3339817

Banner
Banner
Banner
Banner