Los autores Luis Molera


LUIS MOLERA


LuisMoleraNació en Madrid en 1959. Empezó a practicar el Tai Chi Chuan en 1980 en Alemania. A partir de 1984 siguió estudiando este arte con el gran maestro William Chi-Cheng Chen en Nueva York y en Europa. En 1989 obtiene el certificado de profesor/monitor de Tai Chi Chuan concedido por el maestro Chen, lo que le acredita profesionalmente para dar clases tanto a principiantes como a estudiantes avanzados. También se encarga de la formación de monitores de Tai Chi Chuan. Tuvo un centro de Tai Chi Chuan en Alemania, donde estuvo impartiendo clases durante más de quince años. Ahora se dedica a viajar por diferentes países europeos como Inglaterra, Holanda, Alemania, Noruega, Austria, Suiza, España y también en Tailandia dando clases de Tai Chi. Con el fin de ampliar sus conocimientos y perfeccionar su técnica, viaja desde 1991 regularmente a Taiwán donde practica con los maestros Chen Shiu Yao (Rosa Chen), Jeng Shean Chih, Wang Chin Shih y otros profesores.

Ha participado y obtenido numerosos trofeos en torneos y campeonatos internacionales de Tai Chi Chuan. Recientemente obtuvo la medalla de oro en la forma de 37 Cheng Man-Ching, plata en la forma de 24 Pekín, y bronce en espada y abanico durante el 2º Campeonato del Mundo de Tai Chi Chuan celebrado en octubre de 2008 en Taipei (Taiwan).

Luis imparte clases de Tai Chi, tui shou (empuje de manos), San Shou y formas con armas. En la forma de Tai Chi Chuan se aprende cada ejercicio primeramente en una fase meditativa, en la mente. En completa armonía, siguen luego los movimientos del cuerpo, los cuales influyen de manera positiva al sistema nervioso, la respiración, el aparato digestivo, el corazón y la circulación sanguínea, las articulaciones y la columna vertebral. Aprender las formas de tai chi requiere concentración, paciencia, disciplina y perseverancia, aunque no son cualidades que deba traer de antemano el alumno principiante, sino que son estados que se van aprendiendo poco a poco.

Las formas son sólo el primer paso para adentrarse en el arte del Tai Chi Chuan. Luego hay que continuar aprendiendo con los ejercicios de compañeros (tui shou) para ser consciente del exterior y armonizar con él. Trabajando estas dos partes que se complementan mutuamente, se actúa de acuerdo con la filosofía taoista de la polaridad del yin y el yang: pasividad-actividad, relajación-tensión, lentitud-rapidez, soltura-concentración, observar-actuar, etc...

El entrenamiento de formas de Tai Chi con armas como la espada, el sable, el abanico y el palo, nos proporcionan la habilidad de utilizar objetos aplicando las bases del tai chi, sintiéndonos "uno" con el objeto, olvidándonos de nosotros mismos. Estas formas nos dan solidez en las piernas, destreza y coordinación en los brazos y la actitud mental del guerrero espiritual.

E-mail: (Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Tienes que activar JavaScript para visualizarla).
http://taichi-luismolera.de/


Artículos publicados en
TAI CHI CHUAN:


Otros artículos:

 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3323343

Banner
Banner
Banner
Banner