Artículos Todos los artículos (Lista) SONG CH’ENG WU FA: LOS CINCO MÉTODOS PARA RELAJAR Y HUNDIR
E-mail Imprimir


Nº 16 - Verano 2008

ejcali

SONG CH’ENG WU FA:
LOS CINCO MÉTODOS
PARA RELAJAR Y HUNDIR

Guillem Bernadó


A ntes de empezar el estudio de la forma de Taiji, es aconsejable aprender a soltar el cuerpo y llevar la mente a un estado de quietud. Presentamos aquí cinco ejercicios sencillos pero muy eficaces que sirven para eliminar las tensiones internas y externas, y enseñar al cuerpo a moverse con continuidad, coordinación, ritmo y precisión. Con ellos también acostumbraremos a los pies no sólo a permanecer firmemente enraizados, sino a jugar una parte activa en la génesis del movimiento.


En la escuela de Huang Xing Xian (1910 - 1992), estos "cinco métodos" ocupan un lugar muy importante, pues su práctica crea unas condiciones especiales que nos permiten comprender, a través de la experiencia directa, ciertos aspectos de la enseñanza que de otro modo no llegaríamos a entender de una forma tan profunda.

El primer aspecto considera el rol del cuerpo. Normalmente el principiante no comprende del todo el sentido de estos cinco ejercicios. No es consciente de la relación existente entre el estado de su  propio cuerpo y lo que busca en su interior. Esta serie de ejercicios es un medio específico que nos permite estudiar esta relación. En algunas ocasiones nos revelan, si los practicamos correctamente, las increíbles reservas que el cuerpo pone a nuestra disposición para llevar a cabo la búsqueda interior. En otros momentos nos muestran hasta qué punto el cuerpo provoca tensiones e inercia y ponen de relieve estos y otros impedimentos.

huangxxOtro aspecto observa la importancia del "esfuerzo adicional", necesario en el trabajo. Si los ejercicios se realizan bajo ciertas condiciones, basadas en un conocimiento preciso de su ejecución y sus objetivos, nos muestran el efecto profundo que los esfuerzos conscientes pueden tener sobre nuestro trabajo interno. Cuando se superan obstáculos aparentemente insuperables, el estado interior del practicante cambia. El cansancio, la confusión y otros obstáculos desaparecen. Así se puede afirmar que el "esfuerzo" ha tenido un auténtico poder transformador. Las sensaciones se vuelven más precisas y claras y el cuerpo más ligero.

Y hay un tercer aspecto a tener en cuenta. Aunque pueda parecer una obviedad, hay que darse cuenta de que la cualidad de lo que se realiza depende sobre todo de la cualidad del objetivo propiamente dicho. Si éste consiste sólo en el placer de estar en movimiento (la mente superficial que observa el cuerpo en acción), seguir una música o ser capaz de someter a un adversario, entonces no se podrá superar jamás un cierto umbral. Los cinco métodos no han sido creados para la salud ni para la defensa personal, sino para ayudarnos a "convertir" ciertas energías, y este objetivo no se debe olvidar.


El desarrollo de la conciencia

Se puede decir que los cinco métodos son parte integrante de una enseñanza que tiene como meta el desarrollo de la conciencia, y sólo tienen sentido si se practican en un estado de conexión interna llamado "estado de presencia".

Al margen de que los ejercicios se realicen de forma pausada o rápida, contemplativa o vigorosa, exigen una intensa concentración. De hecho requieren la coordinación de varias partes del cuerpo, de la mente y de la respiración, siguiendo diferentes patrones. Las posiciones se deben ejecutar con precisión, agilidad y flexibilidad. pkellyAl alumno se le pide la máxima atención externa (precisión), para conectar el movimiento con la atención interna y el estado de presencia que la enseñanza ha despertado en él. Con la práctica, el alumno empieza a sentir que está intentando contactar con las energías más profundas de si mismo, pero se da cuenta de lo lejos que se halla de la comprensión de todo ello y cuánto le queda por aprender aún. Eso da una dimensión completamente nueva a lo que está haciendo.

Existe un nivel en el que el cuerpo está relajado, libre, sano y hasta cierto punto en nuestra posesión. Pero un poco más allá hay otro nivel donde se revelan resistencias sutiles y se empieza a percibir que algo realmente profundo queda fuera de nuestro alcance. Sin embargo la relajación ordinaria no es suficiente para eliminar esas resistencias, tenemos que buscar a alguien o algo que nos ayude a ir más allá. Lo cierto es que el hecho de relajarnos de la forma ordinaria no creará ninguna conexión entre nuestro cuerpo y nuestra consciencia. Pero si mientras miramos hacia esta unidad interna somos conscientes de estas profundas resistencias, percibiremos lo inútiles que son y progresivamente irán desapareciendo por sí solas.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3451282

Banner
Banner
Banner
Banner