Imprimir


Nº 13 - Otoño 2007

qinnacaliEL QIN NA EN LA ESCUELA
DE YANG JWING-MING

Francisco Romero


E l termino Qin Na podría traducirse como "agarrar y controlar". El propósito fundamental de estas técnicas es detener o frustrar una acción agresiva sin producir necesariamente daños graves al contrario. Este trabajo ofrece una introducción a su historia, teoría y algunos beneficios que puede proporcionar en el campo de la salud.


ALGUNAS NOTAS HISTÓRICAS

Desde el punto de vista tradicional el Qin Na no se considera un sistema de lucha en sí mismo. El término engloba más bien cierto tipo de técnicas que se encuentran integradas en mayor o menor proporción en la mayoría de las artes marciales chinas tradicionales, ya sean externas o internas. Como ejemplo citaré el famoso sistema de Garra del Águila, donde el Qin Na adquiere una especial relevancia. La creación de este método, según algunas fuentes, se atribuye al famoso general Yue Fei, y se basa en sus conocimientos de las artes externas de Shaolin. La eficacia de las tropas entrenadas con esta metodología proporcionó muy pronto al nuevo estilo reconocimiento y respeto en el mundo de las artes marciales chinas.

qinna01El sistema de Puño Largo que enseña Yang Jwing-Ming fue desarrollado a principios del siglo XX en el Instituto Central de Kuoshu de Nanjing, que invitó a numerosos maestros de los llamados "estilos del norte" de reconocido prestigio para realizar la compilación de lo que posteriormente sería conocido como Changquan. Uno de los métodos de lucha que tuvo más peso en la elaboración de este estudio fue el de Garra del Águila1 1) Yang Jwing-Ming aprendió Changquan de Li Mao-Ching, que a su vez había  sido discípulo del famoso Han Chin-Tan. -.

El templo de Shaolin es sobradamente conocido por su papel en el cultivo del budismo y las artes marciales. Dada la probada eficacia de muchas de las técnicas no letales de Qin Na, los artistas marciales del templo investigaron ampliamente estos métodos desde el comienzo de su historia, perfeccionándolos y contribuyendo a su desarrollo. Durante la dinastía Qing, en el siglo XIX, se divulgaron las técnicas provenientes de Shaolin, y el Qin Na se transmitió junto a los diferentes estilos marciales creados y perfeccionados en el templo. Debido a su utilidad, el Qin Na se ha entrenado siempre junto a otros grupos de técnicas como las patadas (ti), los golpes (da) y las proyecciones (shuai). Haciendo un cálculo conservador, algunos estudiosos aseguran que probablemente se han desarrollado más de setecientas técnicas de Qin Na a lo largo de la historia. Además, como sus métodos pueden utilizarse para controlar e inmovilizar a un delincuente sin causarle daños graves, ha formado una parte importante del entrenamiento de la policía, el ejército y los agentes de seguridad en China y Taiwan.


PRINCIPIOS TEÓRICOS DEL QIN NA

Al igual que ocurre en otros métodos de artes marciales, el entrenamiento básico del Qin Na es el marco sobre el que podemos desarrollar nuestra habilidad. Sin este fundamento las técnicas que apliquemos no podrán ser poderosas, hábiles ni efectivas. Aunque la preparación básica del alumno pueda cambiar de un estilo a otro, los principios teóricos continúan siendo los mismos.

Generalmente las técnicas se clasifican en tres grupos: Qin Na de Pequeño Círculo, o xiao quan; de Círculo Mediano, o zhong quan; o de Gran Círculo, da quan. El primer apartado recoge las técnicas que aplicamos a los dedos o las muñecas. Las que usamos para controlar el codo se consideran como Qin Na de Círculo Mediano, y cuando empleamos una técnica sobre el codo y el hombro y además nos desplazamos, estamos haciendo Qin Na de Gran Círculo.

Para poder aplicar estas técnicas con eficacia y escapar y contraatacar fácilmente, debemos practicar teniendo en cuenta cinco factores:


 

Cada estilo tradicional completo suele tener un conjunto de principios básicos o de palabras clave que representan las características particulares y tendencias que conforman su estrategia de defensa y ataque. Así, las técnicas que se emplean son un reflejo de estos fundamentos. Por ejemplo, el estilo de Grulla Blanca que enseña Yang Jwing-Ming tiene catorce conceptos clave y en la aplicación del Qin Na se enfatiza el «presionar las cavidades» y «dividir el músculo». El maestro de Grulla Blanca de Yang Jwing-Ming, Cheng Gin-Gsao, organizó el Qin Na de esta disciplina en un método que incluye tratamientos con hierbas, entrenamiento de potencia y de velocidad, anatomía físioenergética y nuevas técnicas de Qin Na.

qinna02Según su acción los métodos de Qi Na pueden clasificarse en técnicas de agarre, presión y golpeo, y todas ellas se utilizan para «agarrar y controlar» al adversario. Las primeras controlan y bloquean las articulaciones, los músculos o los tendones del contrario para que no pueda moverse. De esta forma es posible neutralizar su capacidad de respuesta. Las técnicas de presión se utilizan para insensibilizar los miembros del oponente, hacerle perder el conocimiento e incluso llegar a matarle. El Qin Na de presión se aplica normalmente a las cavidades de Qi o Qi Xue, para afectar su circulación hacia los órganos internos o el cerebro, considerado como un órgano anexo en la medicina tradicional china. Este tipo de método también se utiliza con frecuencia sobre las terminaciones nerviosas para causar dolor extremo y pérdida del conocimiento. Los métodos de golpeo de Qin Na se aplican en puntos vitales y pueden resultar letales. Se pueden atacar las cavidades de los canales de Qi o también provocar daños en arterias atacando ciertas zonas vitales.

A partir de lo expuesto previamente, la clasificación que hace Yang Jwing-Ming de las técnicas de Qin Na es la siguiente:


qinna03EL APRENDIZAJE DEL QIN NA

En general, resulta relativamente fácil aprender las técnicas que dividen el músculo / tendón, luxan el hueso y cortan la respiración, puesto que es sencillo entender la teoría que subyace en ellas. A menudo requieren poca fuerza muscular y cierta práctica para poder ejercer un control efectivo sobre el compañero. Cuando estas mismas técnicas se utilizan para romper los huesos o dañar articulaciones o tendones, el practicante debe saber además cómo usar el jin. Sin embargo, el bloqueo de las venas o arterias y la presión de las cavidades requieren un conocimiento detallado de su localización, profundidad y «momento de vulnerabilidad», así como un desarrollo del Yi, el Qi y el Jin. Para entrenar todo esto se utilizan formas de mano y técnicas especiales que deben estudiarse bajo la tutela de un profesor cualificado. Necesitamos adquirir un conocimiento teórico mucho más profundo y aprender las técnicas mediante sensaciones y percepciones. Muchas de ellas pueden causar la muerte con facilidad y por este motivo en la tradición este conocimiento sólo se transmitía a estudiantes virtuosos y dignos de confianza.



qinna04


No existe ninguna técnica que sea perfecta para todas las situaciones. Lo que hacemos depende de la acción del oponente y éste no va a permanecer inmóvil dejando que lo controlemos. Así que tenemos que ser capaces de adaptar nuestro Qin Na a las circunstancias. Como en el resto de las técnicas marciales, hay que responder al contrario y seguir la situación con la mente vacía. Tenemos que ser habilidosos, vivos, rápidos, y potentes. Además, es importante entender que este tipo de práctica debe ejecutarse por sorpresa. En el Qin Na de agarre, necesitamos sujetar el cuerpo de nuestro compañero porque si llega a ser consciente de nuestra intención nos resultará extremadamente difícil aplicarle una técnica. En tal caso podemos vernos obligados a utilizar un Qin Na de golpeo a cavidades en lugar de un método de agarre. A menudo es mucho más fácil golpear al oponente que llegar a controlarlo y este es uno de los factores que indican el nivel de gong fu de una persona. De hecho, la mayoría de las técnicas Qin Na se crearon para controlar momentáneamente al oponente y poder enlazar de inmediato con otra técnica, muchas veces mortal.

El Qin Na se aprende practicando y realizando muchas repeticiones. Ningún libro o material audiovisual puede mostrarnos la sensación correcta, es necesario que un profesor nos la enseñe. Cuando estudiamos Qin Na disponemos de un compañero que colabora con nosotros y al principio las técnicas se trabajan con lentitud. Sin embargo, en una situación real de combate, esta cooperación no existe y tanto la velocidad como la habilidad son cruciales para un control efectivo. Por lo tanto, al entrenar no debemos concentrarnos sólo en el número de técnicas que hemos aprendido, sino en la calidad de aplicación de las mismas. También debemos estar atentos para no herir al compañero, podemos controlarle sin necesidad de ello. Pero en el caso de encontrarnos con un oponente real puede ser necesario hacer cierto daño para reducir de inmediato su capacidad de lucha.


qinna05EL QINNA EN EL TAIJIQUAN

Los contenidos del Taijiquan son amplios y profundos. Además de sus beneficios sobre el cuerpo y la mente este arte ofrece al practicante un buen fundamento que puede aplicar para su autodefensa. El Taijiquan es un sistema completo que contiene las cuatro categorías de técnicas: puñetazos (da), patadas (ti), proyecciones (shuai) y Qin Na. Las neutralizaciones suelen realizarse con movimientos circulares, y por eso las técnicas de Qin Na tienden a ser suaves y fluidas. Podemos controlar a un oponente utilizando una técnica sin que la perciba y sacarle de su raíz y derribarle combinando la circularidad de los desplazamientos y de las técnicas de Qin Na. Las Trece Posturas son el fundamento de cada estilo y por eso tenemos que comprender las técnicas ocultas dentro de cada una de ellas si queremos lograr entender los métodos de Qin Na. En las diferentes formas de Taijiquan cada postura puede tener una o varias aplicaciones de Qin Na. Una manera recomendable de practicarlas es intentar emplearlas en el transcurso de las rutinas de tuishou, ya que así mantenemos un contexto de entrenamiento que cumple con los principios del arte, puesto que todas las rutinas están basadas en los patrones básicos mencionados con anterioridad.


LA SALUD Y EL QINNA

Todos estaremos más o menos de acuerdo en que muchos sistemas tradicionales de artes marciales poseen una fuerte conexión con el mantenimiento y la mejora de la salud. Aunque el Qin Na puede ser un método marcial muy doloroso, posee ciertos aspectos «terapéuticos». Al practicar en pareja debemos llegar a sentir cuál es el ángulo apropiado, la fuerza justa, el momento de aplicación y la forma precisa de ejecutar las palancas. Al mismo tiempo aprendemos a manipular las articulaciones de manera adecuada para desbloquearlas o mejorar su estado, y también a estimular una cavidad o punto de acupuntura con fines terapéuticos. Pero si no ejecutamos los métodos correctamente, además de ser poco efectivos causaremos un daño innecesario e incontrolado a nuestro compañero.



qinna06Entender el rango y la dirección de movimiento que tiene cada articulación nos ayudará a comprender sus limitaciones. Aplicadas con suavidad muchas de las técnicas de Qin Na pueden ayudar a estirar, abrir y mejorar la circulación en una parte concreta del cuerpo. Para fortalecer o aliviar el dolor en una articulación debemos tocarla suavemente, tirando y torciéndola sin aplicar demasiada fuerza. Usamos los dedos para localizar las áreas doloridas mientras estiramos con cuidado la articulación. Podemos calentar la zona con movimientos de frotación firmes pero cómodos, sintiendo cómo penetra el calor en las zonas afectadas. Después realizamos durante unos minutos alguna de las palancas que movilicen la articulación que estamos trabajando, usando la fuerza justa para llegar al umbral donde empieza el dolor. Podemos utilizar cualquiera de las técnicas que nos permiten controlar a un oponente, con la única diferencia de que las hacemos lentamente y sin potencia.

El método anterior puede ser un buen complemento a otras técnicas terapéuticas como el uso de hierbas, masaje, ejercicios de Qigong, acupuntura, etc. Como afirma Yang Jwing-Ming en su libro Analysis of Shaolin Chin Na y como explica durante sus clases, es tan importante ser capaz de neutralizar a tu oponente como de curarlo, ya que un buen artista marcial debe conocer ambos aspectos de la práctica. Además, el uso del Qin Na puede contribuir a aumentar la atención mental, la voluntad y la resistencia, entrenando al mismo tiempo el equilibrio, el centro, y la raíz tanto física como mentalmente. Sólo las personas que han practicado Qin Na durante algún tiempo se dan cuenta de los muchos beneficios tanto físicos como mentales que puede proporcionar.

 
Francisco Romero es titulado en Medicina Tradicional China. Además de haber practicado otros sistemas de Qigong y artes marciales con diversos profesores, desde el año 2000 ha estado aprendiendo asiduamente del Dr. Yang Jwing-Ming.
(Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Tienes que activar JavaScript para visualizarla).


Nota del autor: La mayoría de las técnicas elegidas para ilustrar este artículo se aplican directamente al codo del oponente.


Fotografías: Miguel Barranco
Técnicas: Yang Jwing-Ming
Sparring: Francisco Romero


NOTAS:

1) Yang Jwing-Ming aprendió Changquan de Li Mao-Ching, que a su vez había  sido discípulo del famoso Han Chin-Tan.