Artículos Todos los artículos (Lista) EL QIN NA EN LA ESCUELA DE YANG JWING-MING
E-mail Imprimir


qinna04


No existe ninguna técnica que sea perfecta para todas las situaciones. Lo que hacemos depende de la acción del oponente y éste no va a permanecer inmóvil dejando que lo controlemos. Así que tenemos que ser capaces de adaptar nuestro Qin Na a las circunstancias. Como en el resto de las técnicas marciales, hay que responder al contrario y seguir la situación con la mente vacía. Tenemos que ser habilidosos, vivos, rápidos, y potentes. Además, es importante entender que este tipo de práctica debe ejecutarse por sorpresa. En el Qin Na de agarre, necesitamos sujetar el cuerpo de nuestro compañero porque si llega a ser consciente de nuestra intención nos resultará extremadamente difícil aplicarle una técnica. En tal caso podemos vernos obligados a utilizar un Qin Na de golpeo a cavidades en lugar de un método de agarre. A menudo es mucho más fácil golpear al oponente que llegar a controlarlo y este es uno de los factores que indican el nivel de gong fu de una persona. De hecho, la mayoría de las técnicas Qin Na se crearon para controlar momentáneamente al oponente y poder enlazar de inmediato con otra técnica, muchas veces mortal.

El Qin Na se aprende practicando y realizando muchas repeticiones. Ningún libro o material audiovisual puede mostrarnos la sensación correcta, es necesario que un profesor nos la enseñe. Cuando estudiamos Qin Na disponemos de un compañero que colabora con nosotros y al principio las técnicas se trabajan con lentitud. Sin embargo, en una situación real de combate, esta cooperación no existe y tanto la velocidad como la habilidad son cruciales para un control efectivo. Por lo tanto, al entrenar no debemos concentrarnos sólo en el número de técnicas que hemos aprendido, sino en la calidad de aplicación de las mismas. También debemos estar atentos para no herir al compañero, podemos controlarle sin necesidad de ello. Pero en el caso de encontrarnos con un oponente real puede ser necesario hacer cierto daño para reducir de inmediato su capacidad de lucha.


qinna05EL QINNA EN EL TAIJIQUAN

Los contenidos del Taijiquan son amplios y profundos. Además de sus beneficios sobre el cuerpo y la mente este arte ofrece al practicante un buen fundamento que puede aplicar para su autodefensa. El Taijiquan es un sistema completo que contiene las cuatro categorías de técnicas: puñetazos (da), patadas (ti), proyecciones (shuai) y Qin Na. Las neutralizaciones suelen realizarse con movimientos circulares, y por eso las técnicas de Qin Na tienden a ser suaves y fluidas. Podemos controlar a un oponente utilizando una técnica sin que la perciba y sacarle de su raíz y derribarle combinando la circularidad de los desplazamientos y de las técnicas de Qin Na. Las Trece Posturas son el fundamento de cada estilo y por eso tenemos que comprender las técnicas ocultas dentro de cada una de ellas si queremos lograr entender los métodos de Qin Na. En las diferentes formas de Taijiquan cada postura puede tener una o varias aplicaciones de Qin Na. Una manera recomendable de practicarlas es intentar emplearlas en el transcurso de las rutinas de tuishou, ya que así mantenemos un contexto de entrenamiento que cumple con los principios del arte, puesto que todas las rutinas están basadas en los patrones básicos mencionados con anterioridad.


LA SALUD Y EL QINNA

Todos estaremos más o menos de acuerdo en que muchos sistemas tradicionales de artes marciales poseen una fuerte conexión con el mantenimiento y la mejora de la salud. Aunque el Qin Na puede ser un método marcial muy doloroso, posee ciertos aspectos «terapéuticos». Al practicar en pareja debemos llegar a sentir cuál es el ángulo apropiado, la fuerza justa, el momento de aplicación y la forma precisa de ejecutar las palancas. Al mismo tiempo aprendemos a manipular las articulaciones de manera adecuada para desbloquearlas o mejorar su estado, y también a estimular una cavidad o punto de acupuntura con fines terapéuticos. Pero si no ejecutamos los métodos correctamente, además de ser poco efectivos causaremos un daño innecesario e incontrolado a nuestro compañero.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3437609

Banner
Banner
Banner
Banner