Artículos Todos los artículos (Lista) EL QIN NA EN LA ESCUELA DE YANG JWING-MING
E-mail Imprimir

 

  • El cuarto factor es la velocidad (su). Sin rapidez no seremos capaces de usar las técnicas porque nuestro adversario notará fácilmente nuestras intenciones y podrá escaparse.
  • El último requisito importante es la destreza (ji). Incluso en el caso de que hayamos desarrollado los cuatro atributos anteriores, si no alcanzamos un alto grado de habilidad, tampoco seremos capaces de controlar a nuestro oponente.

Cada estilo tradicional completo suele tener un conjunto de principios básicos o de palabras clave que representan las características particulares y tendencias que conforman su estrategia de defensa y ataque. Así, las técnicas que se emplean son un reflejo de estos fundamentos. Por ejemplo, el estilo de Grulla Blanca que enseña Yang Jwing-Ming tiene catorce conceptos clave y en la aplicación del Qin Na se enfatiza el «presionar las cavidades» y «dividir el músculo». El maestro de Grulla Blanca de Yang Jwing-Ming, Cheng Gin-Gsao, organizó el Qin Na de esta disciplina en un método que incluye tratamientos con hierbas, entrenamiento de potencia y de velocidad, anatomía físioenergética y nuevas técnicas de Qin Na.

qinna02Según su acción los métodos de Qi Na pueden clasificarse en técnicas de agarre, presión y golpeo, y todas ellas se utilizan para «agarrar y controlar» al adversario. Las primeras controlan y bloquean las articulaciones, los músculos o los tendones del contrario para que no pueda moverse. De esta forma es posible neutralizar su capacidad de respuesta. Las técnicas de presión se utilizan para insensibilizar los miembros del oponente, hacerle perder el conocimiento e incluso llegar a matarle. El Qin Na de presión se aplica normalmente a las cavidades de Qi o Qi Xue, para afectar su circulación hacia los órganos internos o el cerebro, considerado como un órgano anexo en la medicina tradicional china. Este tipo de método también se utiliza con frecuencia sobre las terminaciones nerviosas para causar dolor extremo y pérdida del conocimiento. Los métodos de golpeo de Qin Na se aplican en puntos vitales y pueden resultar letales. Se pueden atacar las cavidades de los canales de Qi o también provocar daños en arterias atacando ciertas zonas vitales.

A partir de lo expuesto previamente, la clasificación que hace Yang Jwing-Ming de las técnicas de Qin Na es la siguiente:

  • Dividir el músculo / tendón (fen jin): Se refiere a los métodos que producen fuerzas de desgarro en músculos o tendones. Esto incluye a los nervios y canales primarios o secundarios de Qi, de modo que al «desgarrar» un músculo no sólo producimos una sensación de dolor, sino que interferimos en la circulación normal de Qi, pudiendo llegar a causar daños en los órganos internos.
  • Luxar el hueso (cuo gu). Estas técnicas sitúan los huesos en posiciones antinaturales y generalmente se aplican en las articulaciones. En realidad estos dos primeros métodos resulta difícil utilizarlos por separado.
  • Cortar la respiración (bi qi). En este apartado se agrupan las técnicas que tratan de evitar que el oponente inhale, causándole la pérdida del conocimiento. Dentro de él existen tres subcategorías: sellar la tráquea, golpear los músculos que rodean a los pulmones, y presionar las cavidades o golpear las terminaciones nerviosas.
  • Bloquear los vasos (duan mai). Mediante presión o golpeo podemos dañar un vaso sanguíneo y alterar la circulación de la sangre, lo que puede llegar a ser mortal.
  • Presión de cavidades (dian xue o dim mak). Es un método para alterar la circulación de Qi del oponente. Podemos golpear o presionar unas 108 cavidades. Entre ellas 36 pueden causar la muerte y las otras 72, entumecimiento o inconsciencia. Esta última categoría requiere una comprensión profunda de la circulación de Qi, los canales energéticos, y técnicas de entrenamiento especializadas.


qinna03EL APRENDIZAJE DEL QIN NA

En general, resulta relativamente fácil aprender las técnicas que dividen el músculo / tendón, luxan el hueso y cortan la respiración, puesto que es sencillo entender la teoría que subyace en ellas. A menudo requieren poca fuerza muscular y cierta práctica para poder ejercer un control efectivo sobre el compañero. Cuando estas mismas técnicas se utilizan para romper los huesos o dañar articulaciones o tendones, el practicante debe saber además cómo usar el jin. Sin embargo, el bloqueo de las venas o arterias y la presión de las cavidades requieren un conocimiento detallado de su localización, profundidad y «momento de vulnerabilidad», así como un desarrollo del Yi, el Qi y el Jin. Para entrenar todo esto se utilizan formas de mano y técnicas especiales que deben estudiarse bajo la tutela de un profesor cualificado. Necesitamos adquirir un conocimiento teórico mucho más profundo y aprender las técnicas mediante sensaciones y percepciones. Muchas de ellas pueden causar la muerte con facilidad y por este motivo en la tradición este conocimiento sólo se transmitía a estudiantes virtuosos y dignos de confianza.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3437672

Banner
Banner
Banner
Banner