Artículos Todos los artículos (Lista) PASIÓN POR EL COMBATE. Entrevista con Mario Napoli
E-mail Imprimir


Nº 15 - Primavera 2008

PASIÓN POR EL COMBATE
Entrevista con Mario Napoli


Teresa Rodríguez


Resulta poco frecuente encontrarse con personas curtidas en las lides del Taijiquan que, tras largos años de práctica y competición a sus espaldas, encuentren la motivación y autoexigencia necesarias para entrenar duramente, al tiempo que conservan fresca la pasión, la alegría de vivir y las ganas de divertirse con lo que hacen. Mario Nápoli parece ser una de estas personas. En la entrevista que ofrecemos a continuación despliega su historia ante nosotros, sus inicios en el mundo del Taijiquan y la competición, y su victoria en el torneo bianual de Chenjiagou en el año 2000, casi una gesta propia de un guión de cine.


¿Qué fue lo que le llevó hasta el Taiji, cómo empezó a estudiarlo?

Yo venía del judo, pero me interesaba el Taiji. Había oído hablar muy bien de un tal Stanley Israel, uno de los primeros alumnos que había tenido Cheng Man Ching en Estados Unidos, y decidí ir a conocerlo. Estuvimos haciendo empuje de manos y al día siguiente me incorporé a su grupo.


¿Ese fue el primer contacto que tuvo con el Taiji?

Ya había practicado algo. Había probado con algunos profesores, pero nunca lo había entendido. De hecho prácticamente lo había dejado cuando me hablaron de Stan y de su forma de enseñar. Así que fui a verle y no perdí el tiempo. Le dije, “Yo he venido aquí para empujar, ¿podemos empujar?” Y él contestó “Sí, claro”. Estuvimos empujando manos un rato, y entonces me di cuenta de que había encontrado al tipo que me iba a ayudar a entender el Taiji.

Stan era un hombre muy peculiar, muy especial. De alguna forma, cuando hablaba y cuando demostraba algo, me daba la impresión de que lo entendía, mientras que hasta entonces me había sido imposible.

 

 

¿Cree que el hecho de que Stan se hubiera formado en la disciplina del judo, igual que usted, y hubiera participado en campeonatos internacionales contribuyó de alguna manera a que se entendieran tan bien?

Sí, Stan había participado en competiciones nacionales de judo. Tomó parte en los Juegos Panamericanos y se creó una reputación de competidor duro, pero no tenía nada que ver con que él fuera judoka y yo también tuviera experiencia en el judo. Era sencillamente su manera de hablar y de actuar. Cuando él hablaba y actuaba yo le entendía. No sé explicarlo, podía comunicarme sin ningún esfuerzo con él.


¿Fue con Stan Israel con quien empezó a competir?

Bueno, sí en cierto modo. Se suponía que yo iba a participar en competiciones de judo, pero me rompí un hombro, y después una rodilla, así que Stan dijo que el judo estaba descartado. “Haremos competiciones de Taiji”, dijo. Y así es como empecé a competir.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 7094
Contenido : 869
Enlaces : 94
Páginas vistas : 2885286

Banner
Banner
Banner
Banner