Artículos Todos los artículos (Lista) EL ARTE DE LA CONSCIENCIA
E-mail Imprimir


Nº 11 - Primavera 2007

calimedEL ARTE DE LA CONSCIENCIA
Una introducción
a la práctica de la meditación

Alfonso R. Manzanares


Gran parte de los trastornos emocionales y físicos que padecemos son alimentados, incluso producidos, por el estrés y la ansiedad. Regalarnos unos pocos minutos de calma al día practicando meditación nos ayuda a resolver estos problemas. En este artículo encontrarás unas indicaciones básicas pero suficientes para iniciar o mejorar tu práctica de la meditación. Es gratis, es sencillo y tiene pocos efectos secundarios: mejorar nuestra salud y conocernos mejor a nosotros mismos.


“En la silenciosa quietud de la mente surge aquello que es la eterna belleza. Llega sin avisar, llega sin buscarlo. Sin el alboroto del reconocimiento”. J. Krishnamurti, Diario II.


Con esta sencilla elegancia describe Krishnamurti el estado meditativo en su más profunda esencia. La unión con la totalidad. La disolución de la conciencia de estar separados. Quizá suene demasiado elevado, incluso desalentador para un artículo de introducción a la meditación. El estado meditativo es algo que está o no está, que ocurre o no. No depende de nosotros. Según K., nada podemos hacer para conseguirlo.

Lo que sí podemos hacer la gente normal es preparar el terreno por si ocurre, estar abiertos a ello. Esto es lo que comunmente se llama meditación, la práctica del arte de la consciencia. Y aunque no se practica meditación para obtener reconocimiento, es bien cierto que produce grandes beneficios en la salud física, emocional y mental, no sólo en la “salud espiritual”.

El arte de la consciencia es el laberinto que, al recorrerlo, deshace el ovillo de lo que creemos que somos. Es el camino de desaprender, de desprendernos de la carga que hemos ido acumulando en nosotros por el mero hecho de vivir. entradaEsta carga está depositada en nuestros pensamientos en forma de creencias y prejuicios, en nuestras emociones como apegos y miedos, y en nuestro cuerpo físico como bloqueos y disfunciones. Todos estos desequilibrios están interrelacionados y, en un grado extremo, llevan a la enfermedad.

La práctica de la meditación nos ayuda a ser conscientes de todos estos procesos internos. Cuando simplemente observamos lo que nos ocurre interiormente, sin responder, sin aplicar soluciones preconcebidas, abrimos una puerta, descorremos el velo que nos separa de “estar bien” siendo como realmente somos. Esto tiene un efecto curativo, liberador, en nuestra vida. Nos hace sentirnos y relacionarnos mejor con nosotros mismos y nuestros compañeros de viaje en la vida. Para ello hacen falta quietud y silencio en nuestra mente. Esta es la base del entrenamiento en meditación.


ACTITUD INTERNA

Te propongo algo interesante. Mientras continúas leyendo estas líneas quédate inmóvil tal y como estés ahora. Puedes sentir cómo el aire entra en tu cuerpo. Tómate un momento para percibir cómo de profundo llega.

Toma conciencia de tu cuerpo. Nota tu postura. Siente, al recorrer tu cuerpo con tu mirada interna, las zonas en las que hay tensión. Sólo siéntelas, no hagas nada, no te recoloques. ¿Dónde estás sujetando? ¿Dónde estás abierto?


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3384151

Banner
Banner
Banner
Banner