Artículos Todos los artículos (Lista) EL TAI CHI Y EL LIBRO DE LOS CAMBIOS (YI JING)
E-mail Imprimir

La leyenda tradicional afirma que los sabios de la antigüedad crearon ocho figuras de tres líneas o trigramas para explicar las relaciones entre yin y yang (Tabla 1). Sin embargo, investigaciones arqueológicas y paleográficas recientes sugieren que los antiguos chinos utilizaron primero los 64 hexagramas y más tarde los desdoblaron para obtener ocho figuras raíz que podían servir como un código fuente que explicase con más precisión el proceso de cambio entre las energías yin y yang.



Si hubiese que definir toda la sabiduría del Yi Jing en una sola frase, es muy probable que bastase con exponer la sentencia hallada en la primera parte del apéndice del Yi Jing conocido como la Quinta Ala: “Un yin y un yang: a eso se llama Tao”. Esta definición, completamente desnuda de comentarios superfluos, sirve tanto para definir la mecánica del cosmos como para explicar de modo contundente la actitud que debe mostrar el practicante de Taijiquan. La doctrina del Libro de los Cambios ha empapado todo el cuerpo teórico del Taiji, de modo que gran parte del contenido del boxeo Taiji puede explicarse mediante el lenguaje incluido en este libro.

En primer lugar, el nombre Taiji proviene de forma directa del Libro de los Cambios22) Polo Supremo: Tai = supremo, máximo; Ji = polo, extremo. . Más o menos a partir del siglo V a.C. se añaden al texto original del Yi Jing, llamado Cambios de la Dinastía Zhou (Zhouyi), distintos comentarios que explican en clave filosófica, ética, cosmológica o social, los grandes temas contenidos en el texto. Estos comentarios son conocidos comúnmente con el nombre colectivo de las Diez Alas (shi yi). La primera mención histórica del concepto de Taiji aparece en el Comentario para las sentencias anexas (Xici), más largo que el propio texto original del Yi Jing y mucho más influyente en el pensamiento filosófico chino. El texto explica:

En (el Libro de) los Cambios existe el Polo Supremo (Taiji);
Que origina los Dos Modelos (Liangyi),
Los Dos Modelos originan las Cuatro Imágenes (Sixiang);
Las Cuatro Imágenes generan los Ocho Trigramas (Bagua);
Los Ocho Trigramas determinan lo afortunado y lo nefasto.
Lo afortunado y lo nefasto generan la Gran Obra33) Todas las citas del texto del Libro de los Cambios pertenecen a la traducción de Jordi Vilà Oliveras y Albert Galvany publicada por Eds. Atalanta. Girona, 2006. .

Según este comentario, el Taiji corresponde a las polaridades yin y yang indivisas, mezcladas y armonizadas. Cuando yin y yang se separan y emprenden el trabajo que les es propio, se les denomina los Dos Modelos, término que representa el yin y el yang separados. Como estas dos polaridades se subdividen a su vez en poco yin, mucho yin, poco yang y mucho yang, el texto habla de las Cuatro Imágenes. Los Ocho Trigramas, por su parte, representan una disposición de yin y yang según un patrón mucho más preciso.

Este texto también permite explicar la recreación cosmológica y energética que aparece durante la práctica del Taijiquan. Al principio el practicante deberá pararse, relajado y natural, con la mente quieta y el cuerpo tranquilo, representando la mezcla de yin y yang bajo el aspecto de un Taiji. Al separar las piernas e iniciar los movimientos de la forma el yin y el yang se definen claramente y los Dos Modelos se hacen patentes de manera independiente. Al empezar a moverse en los cuatro puntos cardinales, el practicante ejemplifica las Cuatro Imágenes, y las acciones y movimientos de sus extremidades superiores en los ocho puntos cardinales de la rosa de los vientos representan la evolución de los Ocho Trigramas.

Así es como durante la práctica del Taijiquan se recrea la génesis de la Gran Obra expuesta en el Libro de los Cambios.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3355298

Banner
Banner
Banner
Banner