Artículos Todos los artículos (Lista) LA PRÁCTICA DE LAS APLICACIONES EN LAS ARTES MARCIALES INTERNAS
E-mail Imprimir


Determinar la oportunidad y la dirección

La oportunidad (timing) y la dirección están íntimamente relacionados. Estos términos se refieren a cuándo y desde dónde debe emitirse nuestra fuerza durante un combate. El principio básico de las artes marciales internas es que nunca debemos emitir nuestra fuerza directamente contra la fuerza del contrario. En general el momento óptimo para emitir la fuerza es justo el instante en que nuestro adversario está acabando una técnica y va a iniciar otra. Se dice que este es el lu22instante en que la "fuerza vieja" del contrario ya ha pasado y la "nueva" todavía no ha llegado. En ese instante es cuando más difícil le resulta a nuestro oponente cambiar de técnica.

La dirección más común para emitir la fuerza es en diagonal a la dirección del movimiento del oponente. La fuerza en diagonal no sólo es eficaz para defendernos de la emisión de la fuerza del contrario, sino también para desequilibrarlo y controlarlo más fácilmente. En muchos casos, puede ser incluso más útil seguir la dirección de su ataque que contraatacar utilizando una fuerza cruzada; pero normalmente esto no resulta fácil.

En general, determinar la oportunidad y la dirección correctos para la emisión de fuerza es muy difícil y requiere un entrenamiento exhaustivo. El empuje de manos es el sistema más habitual para desarrollar esta habilidad, ya que permite una práctica detallada y profunda de la aplicación de todas las técnicas.


Avanzar, retroceder, moverse hacia los lados

Básicamente nuestro cuerpo puede desplazarse hacia delante, hacia atrás y hacia los lados. En general, cuando avanzamos en un combate para acercarnos al oponente, debemos bajar la posición. Esto hará que nuestro cuerpo esté más estable e integrado y que al contrario le resulte más difícil defenderse. Cuando retrocedemos para aumentar la distancia, debemos elevar la posición. Una posición más alta nos permitirá ver con mayor claridad al adversario y defendernos con más facilidad.

wps03Los movimientos laterales son muy importantes y útiles en muchas situaciones, pero es difícil realizarlos correctamente. Debido a que los pasos laterales son menos naturales y menos habituales que los pasos hacia delante y hacia atrás, deben practicarse con cuidado. En el entrenamiento, el movimiento lateral siempre se combina con movimientos de avance y retroceso para crear una acción diagonal. Si avanzamos en línea recta contra nuestro adversario es muy probable que nuestra fuerza se encuentre directamente con la suya. Esto viola un principio importante y reducirá nuestras posibilidades de ganar. Si retrocedemos en línea recta para alejarnos del contrario, para él será fácil seguirnos y para nosotros será difícil cambiar la dirección y el timing de nuestros movimientos. No seremos capaces, por ejemplo, de trasladar el movimiento rápida ni fácilmente de atrás adelante. Dos puntos importantes a tener en cuenta cuando nos movemos lateralmente son: primero, mantener el cuerpo erguido para mantener el equilibrio y, segundo, sentirnos listos en todo momento para volver a avanzar hacia el adversario.


Proteger el cuerpo

En las artes marciales chinas tradicionales, la habilidad de protegernos es tan importante como la de dañar al contrario, y hay muchas técnicas para desarrollar esta habilidad. En el pasado los practicantes de artes marciales tenían que estar preparados para responder a situaciones difíciles al instante, de modo que la habilidad de protegerse se convirtió en algo crucial y por ello era algo que se entrenaba de forma intensiva. Hoy en día los practicantes de artes marciales no tienen que enfrentarse a ese tipo de situaciones, y por tanto no incluyen técnicas de autoprotección en su entrenamiento diario.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3354524

Banner
Banner
Banner
Banner