Artículos Todos los artículos (Lista) LA PRÁCTICA DE LAS APLICACIONES EN LAS ARTES MARCIALES INTERNAS
E-mail Imprimir


En la práctica de la forma se enfatiza la precisión del movimiento porque el movimiento correcto aumenta la conciencia y la fluidez de los componentes internos. Por otro lado, en el entrenamiento de las aplicaciones se hace hincapié en la habilidad de cambiar y variar los movimientos y las técnicas con suavidad y rapidez. La habilidad de cambiar es poder pasar de una técnica a lu02otra fluidamente, mientras que la variación consiste en poder aplicar una técnica de diferentes modos en cada momento según lo requiera la situación. Cada técnica tiene muchas variaciones, y si se quieren desarrollar las habilidades de lucha, se deben dominar todas las variaciones. Normalmente estas variaciones no se aprenden en la práctica de la forma, y por ello hay alumnos que dedican muchas horas a las formas y que a menudo se desesperan al descubrir que sus técnicas no pueden aplicarse directamente en situaciones de lucha.

Es importante que comprendamos los beneficios que pueden producir los diferentes métodos de adiestramiento y lo que queremos conseguir con nuestra práctica. El entrenamiento de las formas no puede aportarnos una comprensión de las aplicaciones. Para ello es necesario entrenar las aplicaciones con sistemas como el chai shou. El proceso tradicional del estudio de las aplicaciones nos ayudará a comprender cómo utilizar las diferentes técnicas desarrolladas a través de la práctica de la forma.

En el entrenamiento de las aplicaciones, el profesor debe explicar cómo pueden utilizarse en un combate real los movimientos de la forma y, especialmente si se quiere desarrollar habilidades internas de alto nivel, el profesor debe ofrecer su cuerpo como objetivo, de manera que sus alumnos puedan practicar la aplicación de cada movimiento con ellos. De este modo, los profesores pueden comprobar si los alumnos han comprendido de verdad las técnicas, y este tipo de comprensión es lo que les permitirá progresar a través de una práctica continuada y especializada hasta alcanzar la maestría.

Aunque los pasos a seguir en el entrenamiento de las aplicaciones difieren entre unos grupos y otros, éstos pueden dividirse generalmente en dos tipos básicos: la aplicación de una técnica fija y la  aplicación de variaciones. En cada caso se emplean diferentes métodos de entrenamiento. En la aplicación de una técnica fija, el profesor explica cada movimiento con todo detalle y luego wps01muestra cómo puede aplicarse correctamente, sobre todo en lo referente al ángulo y a la oportunidad (timing). Sin un ángulo y una oportunidad correctos no se puede ejecutar ninguna técnica eficazmente. Tras una explicación detallada, los alumnos deben practicar cada técnica con un compañero para poder "sentir" cuándo la aplicación es correcta. Esto se llama "entrenamiento alimentado" porque nuestro compañero nos va "alimentando" con diferentes movimientos y nosotros reaccionamos aplicando la técnica apropiada.

En la aplicación de variaciones de una técnica el profesor explica todas las variantes posibles de cada aplicación. Las más comunes consisten en aplicar la técnica desde lados y alturas diferentes. Algunas requieren cambios significativos de los movimientos básicos. Los alumnos deben practicar cada variación de forma separada y comprender el significado subyacente de cada técnica, y por último deberán ser capaces de crear sus propias variaciones.


Evaluar al oponente

La capacidad de evaluar al oponente y tantear sus habilidades con rapidez es un aspecto vital en el combate real. A diferencia de los combates de competición, donde a menudo los participantes se conocen, al menos por su reputación, y en muchos casos incluso por haberse enfrentado anteriormente, en un combate real los oponentes saben muy poco, si es que saben algo, de las habilidades del contrario. Hay poco tiempo para averiguar el nivel de experiencia y dominio del otro antes de empezar a pelear. Por eso debemos ser capaces de captar la información que necesitemos con una mirada rápida y unos pocos toques. Juzgar al oponente se llama liang di y es el primer paso en el desarrollo de las técnicas correctas de combate.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3437650

Banner
Banner
Banner
Banner