Artículos Todos los artículos (Lista) CULTIVANDO EL YIN. Entrevista a Raymonde Mayer
E-mail Imprimir


El tercer nivel es la conciencia, el Shen. Todos los movimientos que practicamos llevan un nombre que guarda relación con el trabajo que estamos haciendo. Por ejemplo, "hacer descender la energía impura", "mirar las estrellas antes de irse a dormir", "el dragón baja al fondo del mar", etc. Cada postura se encuentra unida a una intención energética, relacionada a su vez con la totalidad de la forma. Cuando hablamos de intención nos referimos a la llegada de nuestra consciencia, que permite a la energía circular suavemente. Esta intención debe ser ligera al guiar los movimientos, porque si nos empleamos en exceso podemos volvernos rígidos y trabajar demasiado a nivel muscular. Pero antes de esto debemos dominar los movimientos y la respiración, que debe ser muy natural. De este modo podemos llegar a una conciencia que no sólo se centra en algunos puntos, sino que es global. Al finalizar cada ejercicio es muy importante volver a centrar la energía y esto muchas veces se olvida al practicar Qigong y Taijiquan.


¿Qué utilidad tienen los trabajos con retención respiratoria?

El tiempo de apnea es muy importante porque permite a la energía circular de manera natural hacia donde la necesitamos, sin dirigirla voluntariamente y sin que haya ninguna intención. Por eso este es el momento donde se produce la verdadera sanación. Por ejemplo, en el ejercicio "el árbol levanta los brazos", elevamos los miembros superiores y durante el tiempo de retención visualizamos la imagen del sol. Mantenemos esta visualización sin pensar en nada, olvidándonos de la energía. Cuando abandonamos la intención la energía se vuelve más refinada y suave, y eso es muy beneficioso.


Energéticamente ¿qué diferencia hay entre realizar una apnea después de la inspiración o de la espiración?

La retención tras la espiración conduce naturalmente la energía hacia donde tiene que ir, como hemos dicho antes, es muy suave y yin. Cuando practicamos una retención después de la inspiración el objetivo es captar la energía del Cielo para desarrollar el yang, y este tipo de energía es más dura.


Existen formas de Qigong de alquimia interna cuyo método de enseñanza es muy similar para hombres y mujeres. En el Nei Yang Gog que usted enseña ¿existen diferencias entre ambos sexos en cuanto al enfoque del entrenamiento?

Mme. Liu dice que el centro energético de la mujer se encuentra situado entre los pechos, en la zona de shanzhong, 17Ren, y que este punto se relaciona estrechamente con el útero. Por esa razón es muy importante que las mujeres realicen ejercicios destinados a la apertura del pecho, para distenderlo y solucionar los problemas de obstrucción de la energía que puedan existir en ese área. Normalmente, las mujeres acumulamos muchas tensiones de origen emocional o psicológico y, para resolverlas, masajeamos el pecho y el recorrido del meridiano Ren Mai, partiendo desde la garganta hasta el perineo. En nosotras es frecuente encontrar bloqueos en este meridiano. En cambio, el hombre, por ser yang, tiene que centrarse más en trabajar con el canal Du Mai y relajar los hombros y la espalda, especialmente la zona de Jiaji, porque es su centro energético.


A nivel práctico, ¿en qué consiste el trabajo de Qigong específico para la mujer?

En el Qigong que enseña Mme. Liu existen numerosos masajes del vientre y los órganos internos. Las mujeres se encuentran muy vinculadas a las funciones de Hígado y al mundo emocional. Por eso tenemos que trabajar más sobre el aspecto yin, con el objetivo de liberar el Hígado y Bazo, éste último relacionado con la tierra, el yin y el centro. Se encarga del proceso de transformación y ascenso de la energía pura, funciones muy importantes.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3368950

Banner
Banner
Banner
Banner