Artículos Todos los artículos (Lista) SI ZHENG, SI YU: Las cuatro energías cuadradas y las cuatro energías diagonales
E-mail Imprimir

Nº 13 - Otoño 2007

SI ZHENG, SI YU:
Las cuatro energías cuadradas
y las cuatro diagonales

Sam Masich

No hay teoría más importante para la comprensión del Taijiquan que la de los cuatro lados y los cuatro ángulos. La esencia del arte, incluso su razón de ser, está estrechamente ligada a la teoría, función y filosofía de lo que en el idioma chino se conoce como si zheng y si yu, y que se refiere a las cuatro fuerzas cardinales y a las cuatro diagonales.

Los antiguos maestros afirmaron, “Sin un entendimiento de las trece posturas no podemos llamar con propiedad a nuestro arte Taijiquan”. Los cimientos del modelo de las trece posturas se asientan en la relación entre los cuatro lados y los cuatro ángulos, conocidos en su conjunto como ba men, las ocho puertas o las ocho fuerzas. Una de las primeras enseñanzas contenidas en Los cuarenta capítulos de la familia Yang dice: "Es imprescindible entender el si zheng y el si yu. Las técnicas de los cuatro lados son peng, lü, ji, an; las técnicas de los cuatro ángulos son cai, lie, zhou, kao".

La comprensión de la relación entre estos dos arquetipos de fuerzas elementales es vital para entender el propósito del Taijiquan y para evaluar y conciliar el amplio abanico de métodos, técnicas y variaciones estilísticas que existen dentro del arte, además de su historia. Una vez entendida la base de esta teoría, que podríamos llamar "de las cuatro más cuatro fuerzas" su sistema permite acometer un análisis abstracto incluso de temas muy ajenos al Taijiquan en sí mismo.


Definición de los cuatro lados y los cuatro ángulos

Podríamos resumir muy brevemente la teoría de si zheng y si yu con las siguientes palabras: "Cuando se cultivan adecuadamente y se aplican de manera eficaz, es preferible utilizar las técnicas de si zheng a usar las de si yu. Si las de si zheng son ineficaces o inadecuadas, emplea las de si yu".

Esta sencilla afirmación esboza una fórmula marcial relacionada con una estrategia de combate teóricamente superior, pero sus implicaciones son mucho más profundas. Las ideas expuestas en estas pocas palabras se pueden aplicar a cualquier tipo de interacción, exista o no un conflicto, a cómo se viven y entienden las experiencias, e incluso a la transformación espiritual. Dan a entender algo que tiene que ver con la larga historia del ser humano y la naturaleza del universo en la que se desarrolla. Están relacionadas con el crecimiento personal y las consecuencias de elegir el camino más fácil. Son verdades que no piden que se las abrace, sino que se nos ofrecen para que les demos vida.

Los términos si zheng y si yu están cargados de significado. Si, el número cuatro, y ba, el número ocho, poseen abundantes asociaciones dentro de la simbología china. El cuatro está obviamente relacionado con las direcciones. La noción de que los puntos cardinales (norte, sur, este y oeste) están relacionados con los “cuatro lados”, y de que las cuatro diagonales (noreste, noroeste, sureste y suroeste) están relacionadas con los “cuatro ángulos”, refuerza el sentido de su importancia primordial. Mientras que el número cuatro aislado puede connotar mala suerte, el ocho es un número de buena fortuna. La idea de un módulo en el que dos partes de cuatro elementos cada una se complementan simboliza la buena fortuna que supera un destino negativo. "Los puntos cardinales y el bagua demuestran los principios del intercambio cíclico entre el yin y el yang que opera infinitamente en su curso".


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3116776

Banner
Banner
Banner
Banner