Artículos Todos los artículos (Lista) EL TAIJI EN EL TRATAMIENTO DE LA FIBROMIALGIA
E-mail Imprimir


Nº 3 - Primavera 2005

EL TAIJI EN EL TRATAMIENTO
DE LA FIBROMIALGIA

Miguel Ángel Ramírez

medcali


L a fibromialgia es una enfermedad de etiología desconocida y de difícil valoración clínica. Se cree que afecta a entre el 2 y el 3 % de la población, siendo el 90% de las afectadas de sexo femenino. Se presenta en edades cada vez más tempranas, y se ha llegado a observar incluso en niños. Su principal sintomatología es dolor músculo-esquelético generalizado y fatiga. Su causa es de origen desconocido, aunque pueden existir antecedentes traumáticos físicos (sobre todo cervicales) o emocionales e infecciones de repetición, y no se descarta que existan factores genéticos.

El diagnostico de la fibromialgia es incierto. El principal criterio diagnostico, según el A.C.R. (American College of Rheumatology) es el dolor a la presión en ciertos puntos del cuerpo y el dolor generalizado de tres meses de evolución, descartándose otras patologías. Bioquímicamente se ha detectado un déficit de neurotransmisores como la serótina (relacionado con la depresión), la dopamina o la norepinefrina. Por otra parte, la fibromialgia viene acompañada de todo un cortejo de manifestaciones que hacen todavía más difícil su individualización. Entre ellas encontramos la debilidad generalizada, dolores musculares difusos, dolores articulares, perturbaciones del sueño, fatiga y rigideces matinales y a lo largo de la jornada, cefaleas, dismenorrea, colitis, estados febriles, ansiedad-depresión, laxitud ligamentosa y tendencia a padecer alergias.

Para poder tener una cierta garantía de diagnostico hemos de descartar otros síndromes, como el lupus, la poliomiositis, hipotiroidismo e hiperparatiroidismo, osteomalacia, polineuropatías diabéticas o los síndromes de fatiga crónica y miofascial.

ochovallesEl tratamiento convencional actual es conservador (sintomático) e individualizado, a base de antiinflamatorios, antidepresivos, relajantes musculares, espasmolíticos, etc. Se están probando otros tratamientos con oligoelementos, dietas,  rehabilitación, ejercicio físico, etc. Pero la realidad es que estos tratamientos son poco efectivos y, en la mayoría de los casos, desesperantes para el paciente.

El Taiji-Qigong persigue relajar el cuerpo y la mente y lograr a la vez un control consciente de la respiración. Estos ejercicios mejoran el equilibrio del sistema nervioso autónomo, lo que en sí provocaría un alivio de la sintomatología de la fibromialgia. Por todo ello hemos empezado a trabajar en un programa de ejercicios de Taiji-Qigong dirigido a pacientes afectados por la fibromialgia con los que se pretende aliviar el dolor y la rigidez  osteoarticular, controlar el insomnio y, finalmente, mejorar su estado de ánimo.

El programa consta de sesiones semanales de una hora y media, y se pide a los alumnos que intenten realizar una versión simplificada de la secuencia de ejercicios cada mañana en su casa. Durante la sesión semanal practicamos ejercicios de corrección postural, relajación, elongación de tendones y fascias, vigorización y fortalecimiento muscular. También se masajean zonas dolorosas y puntos energéticos, se hacen visualizaciones y se trabajan técnicas de respiración para actuar sobre el sistema nervioso autónomo. Estas prácticas se complementan con un trabajo de reeducación cognitiva, autoafirmación y cambio de creencias.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3398363

Banner
Banner
Banner
Banner