Artículos Todos los artículos (Lista) INVERTIR EN GANAR. Tai Chi Chuan y defensa personal para mujeres
E-mail Imprimir


ts3En mi opinión, la defensa personal en Tai Chi Chuan empieza con los efectos positivos de la meditación de pie. La reafirmación personal, una actitud serena, centrada y amigable y una percepción aguda son las mejores bases para la defensa personal. A menudo simplemente esa actitud evita un enfrentamiento físico. Obviamente esto no es aplicable a todas las situaciones, ni es garantía de que el ataque no llegue a producirse. En este punto no se deben pasar por alto los beneficios mentales y de salud y el potencial espiritual del Tai Chi Chuan, que nos ayudan a mantenernos saludables y a comprender más profundamente las relaciones entre los individuos. El Tai Chi Chuan ofrece una gran oportunidad para hacer algo bueno por uno mismo: alcanzar un estado de calma, centrarse mejor y por lo tanto encontrar mayor estabilidad para poder afrontar mejor las adversidades de la vida diaria. El entrenamiento de Tai Chi Chuan conduce, sobre todo, a una vida más relajada, pacífica y por consiguiente más feliz y por lo mismo ofrece también las condiciones para seguir un camino integral.


La clase de Tai Chi Chuan para mujeres

Con la convicción de que el Tai Chi Chuan estilo Chen es una posibilidad efectiva para la defensa personal, ofrezco desde hace varios años cursos de Tai Chi Chuan para mujeres donde la autodefensa siempre es un tema central dentro de mi concepto de entrenamiento. Para mí la defensa personal significa descubrir con placer el uso de la fortaleza personal, apreciar nuestro propio valor y tomarnos en serio. Las explicaciones y aclaraciones son parte del entrenamiento, como lo es descubrir y sentir de forma divertida la fortaleza corporal propia. Mi experiencia previa con el sistema de defensa personal feminista Wendo7 7) Al inicio de los años setenta se originó en Canadá uno de los primeros sistemas feministas de defensa personal llamado Wendo. Este sistema nació de la constatación de que incluso mujeres que practicaban artes marciales eran incapaces de defenderse en enfrentamientos reales con la ayuda de las técnicas aprendidas. "Wendo" es una palabra nueva creada en analogía a diversas artes marciales que utiliza "Wen" como abreviatura de la palabra inglesa women (mujeres) y "do" que es la palabra japonesa para camino. Juntas significa "el camino de las mujeres" o bien "mujeres en movimiento". - y el entrenamiento del Tai Chi Chuan me han enseñado que lo fundamental para obtener buenos resultados no es tanto la técnica aprendida como la actitud y la seguridad en una misma. En la autodefensa planteada desde dicha comprensión cada decisión cuenta. Incluso la no acción puede ser una decisión. Para que el Tai Chi Chuan pueda funcionar como defensa personal para mujeres es imprescindible abordar cuestiones como el miedo, la ira, las limitaciones psicológicas (como la incapacidad de golpear) o el condicionamiento social. Asimismo, se debe integrar las experiencias físicas de defensa personal en la vida cotidiana de las mujeres, donde también se producen agresiones que no implican  necesariamente enfrentamientos corporales. De esta forma la mujer puede ir tomando conciencia tanto de sus patrones y condicionamientos, como de sus habilidades y posibilidades individuales.

ts4Una defensa personal efectiva para mujeres debe tener en cuenta todos estos hechos e incluirlos en su concepto. De no ser así, cualquier arte marcial o método de autodefensa puede resultar inservible para ellas. El Tai Chi Chuan en concreto ofrece una posibilidad real de autodefensa para las mujeres siempre y cuando se tomen en consideración sus características especiales. El empuje de manos, entrenado con la intención correcta, puede ser una excelente preparación para enfrentamientos corporales sin gran riesgo de lesiones. Este entrenamiento es el puente hacia la defensa personal, pero debe quedar claro que dicha práctica no constituye en sí misma un sistema de autodefensa.

El empuje de manos ofrece una gran oportunidad para aplicar, entender y ensayar con otras personas los principios de Taiji y para comprobar hasta qué punto se están llevando a la práctica. También puede ayudarnos a desarrollar la determinación de valernos por nosotras mismas y a asumir la responsabilidad de hacer algo en beneficio propio: observar con atención las fronteras personales y hacerlas respetar, tanto por una misma como por los demás.

El entrenamiento regular del Tai Chi Chuan proporciona en primer lugar bienestar y salud, ayuda a desarrollar una conciencia propia y refuerza la autoconfianza, sentando así una base firme para todo lo demás: satisfacción y alegría, crecimiento espiritual con la ayuda de un arte marcial, autoafirmación y, por qué no, la capacidad de defendernos. Así pues, respondiendo a la pregunta inicial, sí, el Tai Chi Chuan estilo Chen es un arte de defensa personal efectivo, que bajo ciertas condiciones también lo es para las mujeres.


Sasa Krauter es terapeuta deportiva (DVGS) y profesora de Tai Chi Chuan y Qigong (WCTAG, DDQT). Trabaja en el entrenamiento de futuros terapeutas deportivos y profesores de Tai Chi Chuan en Alemania y Europa. Desde mediados de los años ochenta ha desarrollado un gran interés por las filosofias orientales, las artes marciales y en particular la defensa personal. Además del aspecto marcial se interesa especialmente en los aspectos terapéuticos y mentales de Tai Chi Chuan. Actualmente practica Zazen. El Tai Chi Chuan estilo Chen bajo la tutela de Chen Xiaowang se ha convertido en su camino.
www.sasakrauter.de


NOTAS:

1) Wolfe Lowenthal. Es gibt keine Geheimnisse. Kolibri, Hamburg, 1993. P.49.
2) Ibidem.
3) Jan Silberstorff. Schiebende Hände. Lotus-Press, 2008. P. 258.
4) Susan Brownmiller. Gegen unseren Willen: Vergewaltigung und Männergesellschaft. Fischer, Frankfurt, 1978.
5) El encuentro se lleva a cabo anualmente en diferentes lugares.
6) Jan Silberstorff. Schiebende Hände. Velbert: Lotus-Press, 2008, p. 24.
7) Al inicio de los años setenta se originó en Canadá uno de los primeros sistemas feministas de defensa personal llamado Wendo. Este sistema nació de la constatación de que incluso mujeres que practicaban artes marciales eran incapaces de defenderse en enfrentamientos reales con la ayuda de las técnicas aprendidas. "Wendo" es una palabra nueva creada en analogía a diversas artes marciales que utiliza "Wen" como abreviatura de la palabra inglesa women (mujeres) y "do" que es la palabra japonesa para camino. Juntas significa "el camino de las mujeres" o bien "mujeres en movimiento".



 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3367843

Banner
Banner
Banner
Banner