Artículos Todos los artículos (Lista) EL ARTE DE LA NEUTRALIZACIÓN
E-mail Imprimir


Vencer la dureza con  la suavidad

En el empuje de manos la cualidad más importante es adaptarse y ajustarse a las condiciones cambiantes del contrario. De esta forma es posible vencer la dureza con la suavidad. No se debe utilizar fuerza contra fuerza. Tratar de utilizar la fuerza bruta está en contradicción con los principios del Tai Chi Chuan. Por ello no se debe dejar que la intención de atacar entre en la mente. Vencer la dureza con la suavidad es de hecho la esencia del Tai Chi Chuan, como se dice en los Clásicos del Tai Chi Chuan (Taijiquan Jing): "El Tai Chi nace del Wu Chi. Este es el origen del movimiento y la quietud y la madre del yin y el yang. En el movimiento se separan, en la quietud se unen. No hay exceso ni insuficiencia. El doblar conduce al extender. Si el otro es duro, yo soy suave:  esto es lo que se llama acompañar".

Retirarse para avanzar

Tradicionalmente en el empuje de manos del Tai Chi Chuan estilo Wu se da gran importancia al poder de neutralizar (huajin). Esta habilidad se alcanza en tres pasos:

1)  El poder de sentir (tingjin)

En el primer paso tenemos que centrarnos totalmente en trabajar el poder de la sensibilidad, también llamado "escucha". Para este fin debemos enfrentarnos al ataque con calma y ser capaces de acompañar los movimientos del contrario sin resistirnos ni perder el contacto. El cuerpo tiene que estar relajado y ligero. De esta manera podemos descubrir la dirección de las fuerzas del ataque y los puntos llenos y vacíos del contrincante. No sólo se debe sentir con las manos, sino con la totalidad del cuerpo.

2)  El poder de comprender (dongjin)

Si aprendemos a obtener información del adversario, poco a poco empezaremos a percibir una imagen completa. Este es el segundo paso. Se desarrolla de forma natural después de un largo tiempo de entrenamiento y es lo que llamamos "poder de comprender". Los Clásicos del Tai Chi Chuan  dicen: "Acompañar es adherirse. Yin no se separa de yang. Yang no se separa de yin. Yin y yang se complementan mutuamente. Este es el camino del poder de comprender".

3)  El poder de neutralizar (huajin)

Cuando comprendemos las acciones del compañero podemos empezar a utilizar el poder de la neutralización, que es el tercer paso. Así pues, empezamos retirándonos para avanzar. Porque al retirarnos neutralizamos la fuerza entrante, pero al mismo tiempo estamos preparados para aplicar una de las ocho técnicas de mano, que son parte de los trece movimientos básicos del Tai Chi Chuan. El efecto resultante de esta combinación se explica en la Canción de los trece movimientos (Shisanshi gejue)": "En la quietud encontramos movimiento, en el movimiento encontramos quietud. Actuando conforme a los movimientos del oponente la transformación parece ser milagrosa".


Los 13 movimientos básicos del Tai Chi Chuan

En chino los trece movimientos básicos del Tai Chi Chuan se llaman Shisanshi. Shisan es el número trece, y el segundo shi significa "movimiento básico". Pero en Tai Chi Chuan shi tiene además un significado más profundo que viene del pensamiento estratégico chino, el de "ventaja estratégica" o "poder", y a menudo se explica con la imagen del agua, por ejemplo en el Sunzi: "La velocidad del agua que cae desde una cascada puede llegar a mover las piedras que haya en ésta, y eso se debe a su propia ventaja estratégica (shi)". Sunzi quiere decir que el poder del agua no es inherente a ella, sino que procede de la altura desde donde cae. Esta altura es la ventaja estratégica y da al agua su poder. Pero shi no es únicamente una ventaja estratégica, es manejar las circunstancias para crear esa ventaja estratégica en lugar de recurrir a la fuerza bruta.

Este es también el concepto de shi que encontramos  en los trece movimientos básicos y que se explican en el Tratado de Tai Chi Chuan (Taijiquan lun): "Avanzando o retrocediendo podemos conseguir la oportunidad y la ventaja estratégica. De lo contrario el cuerpo estará desorganizado y confuso". Así pues, los trece movimientos básicos son mucho más que trece técnicas, son una serie de conceptos estratégicos sumamente sofisticados.

A fin de ordenar los trece movimientos básicos, estos se subdividen en ocho técnicas de mano o bamen, literalmente "ocho puertas", y cinco pasos o wubu. Las técnicas de mano son peng, lü, ji, an, cai, lie, zhou y kao (ver Glosario), y se corresponden con los ocho trigramas (bagua). Peng, lü, ji, y an pertenecen a los trigramas qian, kun, kan y li y representan los cuatro lados. Cai, lie, zhou y kao pertenecen a los trigramas xun, zhen, dui y gen y representan las cuatro diagonales.


neutra7


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3367808

Banner
Banner
Banner
Banner