Artículos Todos los artículos (Lista) EL ARTE DE LA NEUTRALIZACIÓN
E-mail Imprimir


Nº 10 - Invierno 2006

calineutrEL ARTE DE LA NEUTRALIZACIÓN
 

Martin Bödicker


El estilo Wu de Tai Chi Chuan es famoso por la sutileza y la efectividad de su empuje de manos. Sus claves: un trabajo sólido con la forma lenta, conocerse a uno mismo, y dominar la neutralización. En este trabajo el autor, alumno de Ma Jiangbao desde hace más de veinte años, introduce los principios teóricos y describe las primeras fases del aprendizaje de este refinado estilo de tuishou.


 En los tiempos de la dinastía Qing la práctica de las artes marciales era muy popular. Entonces los ricos aprendían en círculos privados  e invitaban a sus casas a grandes maestros como Yang Luchan, fundador del Tai Chi Chuan estilo Yang, para que les enseñaran. Yang Luchan se hizo tan famoso que más tarde llegaría a dar clases en la corte del emperador. Se dice que un día éste le preguntó a cuál de sus alumnos recomendaría. Yang Luchan dijo: "Hay tres que sobresalen entre los demás, pero Quan You es el mejor utilizando la suavidad para neutralizar los ataques". Quan You (1834 -1902) pertenecía a una familia de la aristocracia manchú afamada por su destreza en las artes marciales, y supervisaba el entrenamiento en artes marciales de los oficiales de los cuarteles imperiales. Se puede decir que él fue quien aportó el dominio de la neutralización al estilo Wu de Tai Chi Chuan.

Su hijo Wu Jianquan (1870 - 1942) aprendió el arte de su padre y asumió la responsabilidad de difundirlo. Después de que el emperador Puyi abdicase, el nombre de Wu Jianquan llegó a los oídos del presidente Li Yuan Hong y fue nombrado instructor militar y asesor en artes marciales del Onceavo Cuerpo de Guardaespaldas del Presidente.

En 1912, en la primera etapa de la República de China, Xu Yusheng fundó la Sociedad de Investigación para la Educación Física en Pekín e invitó a Yang Shaohou, Yang Chengfu y Wu Jianquan  a enseñar Tai Chi Chuan. Es a partir de entonces cuando el Tai Chi Chuan se enseña por primera vez al público en general, lo que constituye un punto de inflexión en la historia de este arte. Fue en aquella época cuando Wu Jianquan diseñó la forma lenta y consolidó su propio estilo. Su hija, Wu Yinghua (1907-1996), contrajo matrimonio con uno de sus alumnos más brillantes, Ma Yueliang (1901-1998), y ambos continuaron con la difusión del Tai Chi Chuan estilo Wu por toda China. En 1986 su hijo Ma Jiangbao vino a Europa a enseñar este estilo en su nombre.


La forma como base 

La forma lenta del estilo Wu hace hincapié en las habilidades básicas de agilidad, suavidad, equilibrio central (zhongding) y calma en el movimiento. Todos estos puntos son también de primordial importancia para el empuje de manos. Además la forma lenta enseña cómo conocerse a uno mismo, como está escrito en El arte de la guerra de Sunzi:

"El que conoce a los demás y a sí mismo,
ni en cien batallas correrá peligro.
El que no conoce a los demás, pero se conoce así mismo,
ganará una batalla y perderá otra.
El que no conoce a los demás, ni se conoce a sí mismo
perderá todas las batallas".

La misma idea aparece en  el capítulo 33  del Dao De Jing de Lao Zi:

"El que conoce a los demás es sabio.
El que se conoce a sí mismo es un iluminado.
El que vence a los demás es fuerte.
El que se vence a sí mismo es poderoso".

Sin la base de la forma lenta y ese "conocimiento de uno mismo" es imposible alcanzar un nivel elevado en empuje de manos, igual que una sola viga de madera no puede sostener una casa, ni una sola mano puede aplaudir.


El empuje de manos como aplicación

En la actualidad, el principiante de Tai Chi Chuan suele empezar por aprender la forma lenta. De hecho, las formas lentas son las que han hecho famoso al Tai Chi Chuan en todo el mundo. Pero la forma lenta es solo una parte del Tai Chi Chuan, la base (ti). Cuando hay un buen conocimiento de la forma lenta se pueden aprender las aplicaciones (yong). En el Tai Chi Chuan estilo Wu el instrumento para aprender las aplicaciones de la forma lenta es el empuje de manos (tuishou). Empuje de manos significa conocer a tu oponente, seguir el camino de la quietud y el movimiento y utilizar los sutiles cambios entre lleno y vacío. De esta manera podemos evitar la fuerza principal de nuestro adversario y atacar a sus puntos débiles. Para ello tenemos que enfrentarnos al oponente con calma. La Canción del empuje de manos (Dashouge) nos dice: "Si él no se mueve, no me muevo. Si él comienza a moverse, yo me muevo antes".


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3323304

Banner
Banner
Banner
Banner