Imprimir


Nº 9 - Otoño 2006

cstcaliC. S. TANG Y LA
ENSEÑANZA TRADICIONAL
 

Sebastián González


Cheun Shin Tang fue alumno directo de Yang Sau Chung, o Yang Zhenming (1910-1985), hijo mayor del famoso Yang Chengfu (1883-1936), quien popularizó el sistema Yang de Taijiquan en todo el mundo a través de su versión del arte. Pero también aprendió Bagua Zhang estilo Gao de Ho Ho Choi, un alumno de Gao Yi Sheng. Recientemente visitó la ciudad de Barcelona con la intención de difundir esta rama del Bagua, apenas conocida en Europa, e impartir seminarios de Bagua Zhang, Yi Quan (I Chuan)  y Taijiquan.


¿Puede hablarnos de cómo fueron sus primeros pasos en las artes marciales y de sus maestros?

De joven aprendí de mi padre el Yi Jin Jing, los ejercicios del "cambio del músculo y el tendón", pero comencé mi largo camino en las artes marciales chinas en 1964.

Mi primer maestro fue Chan Yuen Sun, un discípulo de Leung Chi Pang. De Chan Yuen Sun aprendí el estilo Yang tradicional de Taijiquan, así como el Yi Quan, el Xingyi Quan y otro sistema poco conocido llamado Liu He Ba Fa, "Seis Armonías y Ocho Métodos". Él era además médico tradicional y un gran experto en acupuntura y plantas medicinales, pero entonces mi principal interés estaba centrado en el Taijiquan, y aprendí de él las formas de mano vacía, de espada recta y sable. Después de estudiar varios años bajo su tutela, Chan Yuen Sun emigró a Portland, en Estados Unidos, donde permaneció hasta el final de sus días.

Por aquel tiempo, buscando un maestro con el que continuar mi aprendizaje, fue como conocí a una gran figura del Bagua Zhang estilo Gao, Ho Ho Choi. Con él aprendí el sistema completo del Bagua Zhang a través de un entrenamiento muy duro. Tenía clase con él todos los días, de lunes a sábado, de siete de la tarde a once de la noche, y a veces continuábamos entrenando hasta muy avanzada la noche. Con el maestro Ho permanecí seis años manteniendo este ritmo de entrenamiento.

Entonces conocí a Yang Sau Chung (o Yang Zhenming), el hijo mayor de Yang Chengfu. Con él tuve la oportunidad de perfeccionar mi Taijiquan y profundizar en este arte. Él corrigió mis movimientos de mano vacía, de espada, sable y lanza, y también me enseñó una forma muy poco conocida de combate de estilo Yang, la llamada "Puño Largo", la cual sólo transmitía a los que eran considerados discípulos directos. A diferencia de la forma larga de Taijiquan estilo Yang, también conocida como forma de 108 movimientos, que desarrolla los principios básicos del Tai Chi, esta forma es una secuencia de movimientos más rápidos y explosivos que entrenan el fajin o "energía explosiva".


¿Cómo era el aprendizaje de Taijiquan en aquellos días?

La forma en que aprendí con Yang Sau Chung era muy diferente de como se enseña hoy en día. Por ejemplo él nunca daba clases abiertas, con mucha gente. Su enseñanza se desarrollaba en clases privadas individuales. Solía revisar tus movimientos y pasaba una hora y media corrigiéndolos. Si llegaba otro alumno antes de la hora a la que estaba citado, le pedía que esperara fuera de la clase para que no viera lo que estaba enseñando, y rara vez nos hablaba de lo que enseñaba a los demás. De esta manera impedía que sus alumnos intercambiasen sus enseñanzas, ya que así no sabíamos cada uno lo que sabían los otros y de esa forma mantenía un nivel elevado entre sus alumnos. Esta era una forma de enseñar tradicional de la familia Yang.

Cuando comencé a aprender con él, el maestro Yang era muy rígido y estricto conmigo. Insistía en que practicase en posturas muy bajas y en que hiciera ejercicios de fortalecimiento de las manos, porque consideraba de gran importancia tener unas piernas y unas manos fuertes. En aquella época nadie se atrevía a preguntar la razón de todo aquel entrenamiento ni nada parecido. Si alguna vez alguien le preguntaba alguna cosa fuera de lo normal, te respondía: "Cuando aprendas más, sabrás más". A veces esta manera de aprender resultaba muy frustrante, pero si continuabas aprendiendo como él esperaba de ti, entonces te enseñaba más cosas, como por ejemplo el sable, y también te corregía los movimientos y sus aplicaciones.



Yang Sau Chung solía enseñar los movimientos, uno a uno y "paso a paso", con sus aplicaciones de defensa y ataque y corrigiendo cada acción repetidas veces. Esto en la tradición china se llama chad keun, que significa "corregir la forma". Si seguías este entrenamiento severo sin interrupción y demostrando la firmeza de tu intención, entonces te aceptaba como discípulo a través de una ceremonia. Ya como alumno cercano o discípulo, te enseñaba la forma de "Puño Largo", el palo, la lanza y también el empuje de manos y el "gran enrollamiento" o Dalu. Pero nunca quería aceptar alumnos que no tuviesen varios años de experiencia en artes marciales y que no demostrasen un espíritu amable y sincero hacia el Taijiquan.


¿Cual es el propósito de los ejercicios de Qigong en el Taijiquan?

Esta misma pregunta le hice yo a Yang Sau Chung en aquellos tiempos, y me contesto que "el Taijiquan es un sistema de Qigong en si mismo, ya que todos los conceptos del Qigong se encuentran en el mismo Taiji".

El Taijiquan es un excelente ejercicio para la salud, así que no es necesario añadir ningún ejercicio de Qigong. Los conceptos de cambio de peso, de intención, respiración y movimiento están dentro del arte. Cuando uno practica la forma correctamente, fortalece sus piernas y activa la circulación de la sangre y la energía o Qi, trabajando la estabilidad y la respiración y mejorando así su salud.


Usted también es famoso por su dominio del Bagua Zhang. ¿Cómo fue su primer encuentro con Ho Ho Choi, su maestro de Bagua?

Cuando era joven supe del Bagua a través de amigos míos y me sentí atraído por este raro estilo. El maestro Ho normalmente enseñaba de noche en un edificio de la zona de Wangchai en Hong Kong. Una noche, lleno de curiosidad, decidí ir a la dirección que me habían dado. Cuando llegué al edificio, tuve que subir hasta el último piso, donde al parecer enseñaba. Arriba no había luz, todo estaba completamente a oscuras. Pensando que me había equivocado de hora me senté en el suelo, en silencio, a esperar que llegaran más personas. Entonces, en la oscuridad, vi al otro lado de la habitación a un hombre que me estaba observando. Me preguntó que hacía allí, y le contesté que esperaba al maestro Ho Ho Choi, y entonces me dijo que era él.

Nuestra primera conversación fue bastante larga. Recuerdo que me preguntó por qué quería aprender Bagua Zhang. También recuerdo que me dijo que ya no quería enseñar a nadie más, aunque gracias a mi insistencia conseguí que me permitiera llamarle "maestro", o Shifu. Aquella primera noche me enseñó a caminar en círculo y a realizar el cambio simple de una palma. Yo estaba entusiasmado por poder aprender del famoso Ho Ho Choi el cambio de palma simple de Bagua.


Ho Ho Choi fue discípulo del gran Gao Yi Sheng. ¿Le contó alguna historia acerca de él y de cómo aprendió?

Mi maestro siempre estaba hablando de Gao. Él lo llamaba Lao Gao, que quiere decir "Viejo Gao". Esta era una manera coloquial de hablar de un viejo amigo en el norte de China.

Le había conocido en 1938, en la ciudad de Tianjin. En la época que Ho Ho Choi aprendía de Gao, este vivía en una casa de piedra, cerca de la entrada de un Parque. En la casa del parque vivía un guarda llamado Wong, y fue él quien se lo presentó. El primer día de enseñanza con Gao, éste le contó que había aprendido de un viejo taoísta de larga barba y que había tenido que sudar mucho para aprender las diferentes técnicas. Otra cosa que le contó Gao fue que en Bagua cada una de las ocho palmas tenía ocho cambios, y que cada uno de estos 64 cambios tenía seis direcciones, lo que hacía un total de 384 palmas.

Después de años de practica, Ho aprendió todas las formas y técnicas del Bagua, y entonces Gao Yi Sheng le contó que además el Bagua tenía doce formas de animales y también ocho pequeños animales en lo que se denomina "Cielo Anterior" y ocho grandes animales en el "Cielo Posterior". Pero también me contó otras historias acerca de famosas peleas que tuvo el maestro Gao y de encuentros curiosos con viejos taoístas.



¿Cómo estaban organizadas las clases en aquellos días?

No había un horario definido. Cada alumno llegaba a la clase cuando podía. Por lo general las clases comenzaban a las siete y media de la tarde y terminaban alrededor de las nueve y media. Cuando llovía no había clases, pues casi siempre se realizaban en una zona descubierta, aunque muchos de nosotros íbamos de todas formas con la esperanza de que parase de llover o para escuchar las historias del maestro Ho.


¿Cuáles eran los principios fundamentales del Bagua que Ho Ho Choi enfatizaba en sus enseñanzas?

Él insistía mucho en los 24 puntos o requisitos que debe cumplir toda técnica de Bagua. También insistía en la importancia de practicar mucho el camino en círculo, y en los ejercicios de empuje de manos de Bagua, las formas de dos hombres y la comprensión de la energía de los Cinco Elementos. Este último punto es muy importante para mejorar tus ataques.


¿Qué conceptos tradicionales de filosofía y medicina enseñaba su maestro conjuntamente con el Bagua?

Él solía decir que si uno practica Bagua, debe estudiar el Yi Jing, el "Clásico del Cambio". Durante los descansos del entrenamiento también solía enseñar la relación entre los "cambios" y el Bagua. En cuanto a la medicina tradicional china, Ho Ho Choi era un especialista en plantas medicinales, así que a menudo le gustaba explicarnos los diferentes usos de las plantas y cómo encontrarlas en las montañas.


¿Hay una línea de sucesión o linaje en el estilo Gao de Bagua?

Sí, el estilo Gao tiene una clara línea de sucesión a través de sus discípulos directos, los cuales son Wu Meng Xia en la línea de Ji Chung, Zhang Jun Fen en la línea Yit Cheng, y Ho Ho Choy en la línea Tao Chung.


Para terminar, ¿cuáles son los aspectos más importantes del Bagua que todo principiante debería entender?

Primero ejercitar el equilibrio, por ejemplo  a través del caminar en circulo en guardia, bajando el centro de gravedad, con pasos rápidos y largos. Segundo, recordar las bases, las formas simples, cultivando los 24 puntos esenciales. Tercero, extender la energía, ni demasiado relajado ni demasiado tenso, pero como si los brazos se expandieran hacia fuera. Y por último, entender el funcionamiento de los ángulos en el Bagua, este punto es muy importante. spirito


Sebastián González
es Sifu de Choy Li Fut Kungfu y Tai Chi Chuan, escritor de libros de Kungfu, naturópata y Presidente de la Associació Catalana de Choy Li Fut, Tai Chi Chuan i Chi Kung.
(Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Tienes que activar JavaScript para visualizarla).