Artículos Todos los artículos (Lista) C.S. TANG Y LA ENSEÑANZA TRADICIONAL
E-mail Imprimir


Nº 9 - Otoño 2006

cstcaliC. S. TANG Y LA
ENSEÑANZA TRADICIONAL
 

Sebastián González


Cheun Shin Tang fue alumno directo de Yang Sau Chung, o Yang Zhenming (1910-1985), hijo mayor del famoso Yang Chengfu (1883-1936), quien popularizó el sistema Yang de Taijiquan en todo el mundo a través de su versión del arte. Pero también aprendió Bagua Zhang estilo Gao de Ho Ho Choi, un alumno de Gao Yi Sheng. Recientemente visitó la ciudad de Barcelona con la intención de difundir esta rama del Bagua, apenas conocida en Europa, e impartir seminarios de Bagua Zhang, Yi Quan (I Chuan)  y Taijiquan.


¿Puede hablarnos de cómo fueron sus primeros pasos en las artes marciales y de sus maestros?

De joven aprendí de mi padre el Yi Jin Jing, los ejercicios del "cambio del músculo y el tendón", pero comencé mi largo camino en las artes marciales chinas en 1964.

Mi primer maestro fue Chan Yuen Sun, un discípulo de Leung Chi Pang. De Chan Yuen Sun aprendí el estilo Yang tradicional de Taijiquan, así como el Yi Quan, el Xingyi Quan y otro sistema poco conocido llamado Liu He Ba Fa, "Seis Armonías y Ocho Métodos". Él era además médico tradicional y un gran experto en acupuntura y plantas medicinales, pero entonces mi principal interés estaba centrado en el Taijiquan, y aprendí de él las formas de mano vacía, de espada recta y sable. Después de estudiar varios años bajo su tutela, Chan Yuen Sun emigró a Portland, en Estados Unidos, donde permaneció hasta el final de sus días.

Por aquel tiempo, buscando un maestro con el que continuar mi aprendizaje, fue como conocí a una gran figura del Bagua Zhang estilo Gao, Ho Ho Choi. Con él aprendí el sistema completo del Bagua Zhang a través de un entrenamiento muy duro. Tenía clase con él todos los días, de lunes a sábado, de siete de la tarde a once de la noche, y a veces continuábamos entrenando hasta muy avanzada la noche. Con el maestro Ho permanecí seis años manteniendo este ritmo de entrenamiento.

Entonces conocí a Yang Sau Chung (o Yang Zhenming), el hijo mayor de Yang Chengfu. Con él tuve la oportunidad de perfeccionar mi Taijiquan y profundizar en este arte. Él corrigió mis movimientos de mano vacía, de espada, sable y lanza, y también me enseñó una forma muy poco conocida de combate de estilo Yang, la llamada "Puño Largo", la cual sólo transmitía a los que eran considerados discípulos directos. A diferencia de la forma larga de Taijiquan estilo Yang, también conocida como forma de 108 movimientos, que desarrolla los principios básicos del Tai Chi, esta forma es una secuencia de movimientos más rápidos y explosivos que entrenan el fajin o "energía explosiva".


¿Cómo era el aprendizaje de Taijiquan en aquellos días?

La forma en que aprendí con Yang Sau Chung era muy diferente de como se enseña hoy en día. Por ejemplo él nunca daba clases abiertas, con mucha gente. Su enseñanza se desarrollaba en clases privadas individuales. Solía revisar tus movimientos y pasaba una hora y media corrigiéndolos. Si llegaba otro alumno antes de la hora a la que estaba citado, le pedía que esperara fuera de la clase para que no viera lo que estaba enseñando, y rara vez nos hablaba de lo que enseñaba a los demás. De esta manera impedía que sus alumnos intercambiasen sus enseñanzas, ya que así no sabíamos cada uno lo que sabían los otros y de esa forma mantenía un nivel elevado entre sus alumnos. Esta era una forma de enseñar tradicional de la familia Yang.

Cuando comencé a aprender con él, el maestro Yang era muy rígido y estricto conmigo. Insistía en que practicase en posturas muy bajas y en que hiciera ejercicios de fortalecimiento de las manos, porque consideraba de gran importancia tener unas piernas y unas manos fuertes. En aquella época nadie se atrevía a preguntar la razón de todo aquel entrenamiento ni nada parecido. Si alguna vez alguien le preguntaba alguna cosa fuera de lo normal, te respondía: "Cuando aprendas más, sabrás más". A veces esta manera de aprender resultaba muy frustrante, pero si continuabas aprendiendo como él esperaba de ti, entonces te enseñaba más cosas, como por ejemplo el sable, y también te corregía los movimientos y sus aplicaciones.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3437700

Banner
Banner
Banner
Banner