Artículos Todos los artículos (Lista) DESDE LOS CIMIENTOS. El entrenamiento básico en el Bagua Zhang.
E-mail Imprimir


ENTONCES, ¿PODEMOS HABLAR DE "VOLVER A LO BÁSICO"?

Adam3BEn primer lugar, aún si empezáramos a practicar Bagua Zhang en la adolescencia, ya habríamos pasado más de diez años desarrollando la habilidad de caminar sobre la tierra. Es algo que hacemos de forma automática. Normalmente no caminamos en círculos. Sin un entrenamiento básico especial, ¿cómo puede una persona caminar en círculo de la manera particular que exige el Bagua: la planta del pie a ras de suelo, rodillas y tobillos rozándose, siempre cambiando de dirección, etc.? Algunos de mis alumnos me cuentan lo frustrados que se sienten: es como ser un bebé y tener que aprender a caminar de nuevo. Así de difícil es.

En segundo lugar, la especie humana está legítimamente orgullosa de la mano. Después de todo, la mano creó la civilización. En la vida cotidiana, muchas actividades se concentran especialmente en la mano (la muñeca, la palma, y los dedos) y se le presta muy poca atención al brazo excepto como herramienta para ajustar la distancia y el ángulo de la mano. Sin un entrenamiento especial, las aplicaciones de defensa personal suelen limitarse a las manos y se descuida el poderoso potencial de todo el brazo.

De alguna manera, los bebés están muy cerca de los animales: actúan con la totalidad de su cuerpo. Observemos a una madre que toma a su niño de la silla. Todo el cuerpo del bebé se dirige hacia delante y saluda a su madre con una sonrisa feliz y una voz jubilosa y fuerte. Cuando el bebé no está contento, todo su cuerpo llora y se retuerce. Cuando los humanos crecemos, nos alejamos de los animales y aprendemos actuar y responder con secciones de nuestro cuerpo. Nuestros movimientos pueden ser hábiles y complejos, pero casi siempre los ejecutan partes del cuerpo separadas entre sí y sin integración. ¿Describiría alguien así los movimientos de ese maestro de la elegancia, la acrobacia y la más perfecta eficiencia física, el gato?

Muchas personas realizan ejercicio físico principalmente de brazos y piernas, con muy poco o ningún movimiento real del cuerpo. El Bagua, por el contrario, requiere mucho movimiento del torso, que gira y se retuerce, con frecuencia en direcciones diferentes. Recuerda: aun si empezaste a entrenar en la adolescencia, llevas mucho más tiempo compartimentando tu cuerpo y olvidándote de las habilidades de tu infancia. Sin entrenamiento básico, ¿cómo puede alguien ejecutar el gran estilo del Bagua Zhang de manera correcta? No importa cuántos años de experiencia tengas en un Bagua sin base, tus movimientos sólo indicarán cuán lejos llegaste en la dirección equivocada.


BUSCANDO UN CAMINO

Adam4BHoy día, es posible encontrar clases en las que se ofrece entrenamiento básico de "Bagua". A menudo se trata de fundamentos de kungfu o ejercicios de Xingyi y Taiji adaptados al Bagua. Otros inventan sus propios ejercicios. El entrenamiento básico, sin embargo, es un verdadero tesoro, una herencia transmitida a partir de la experiencia de los grandes maestros. Alguien que no haya alcanzado un alto nivel dentro de este sistema heredado posiblemente no sepa cómo guiar a otros hacia niveles superiores. Por último, están aquellos profesores que empiezan hablando de filosofía china y luego inventan ejercicios a medida. Esto tampoco tiene ningún sentido.

También hay gente que estudia Bagua en libros, revistas o mirando exhibiciones. Sus movimientos pueden parecer correctos, pero el camino seguido no lo es. El Bagua Zhang de verdad es uno de los estilos de kungfu más difíciles de hallar hoy en el mundo, incluso en China. Sí, en cualquier parte puedes ver las Ocho Palmas Cambiantes. Y en todas partes notarás grandes diferencias. Las diferencias y similitudes no son una base válida para la evaluación. Lo que ves, ¿tiene entrenamiento de base, tiene fundamentos? Esto es lo que hace la diferencia entre el cielo y infierno. La razón por la cual las Ocho Palmas Cambiantes pueden verse tan diferentes es simple: el trabajo básico.

Someterse al entrenamiento básico no es una indignidad ni una deshonra para el estudiante. No degrada al practicante a un nivel inferior, como si fuera un ciudadano de segunda categoría. He notado que algunas personas mantienen una extraña actitud, exageradamente sensible, sobre su identidad en kungfu. Esta actitud, junto con el síndrome de la comida rápida, la búsqueda de resultados inmediatos, interfiere en el desarrollo del estudiante, lo frena y daña seriamente su potencial. Hay que superar estas actitudes si uno quiere alcanzar los niveles más profundos del arte. De hecho, yo pongo énfasis en el entrenamiento básico por respeto hacia la habilidad del practicante y su potencial. Creo que los alumnos tienen la capacidad de construir rascacielos, no sólo cabañas.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3367839

Banner
Banner
Banner
Banner