Artículos Todos los artículos (Lista) DE CAMPESINO A GUARDAESPALDAS (I) El Taijiquan de Yang Luchan en la Ciudad Prohibida
E-mail Imprimir


Nº 1 - Otoño 2004

DE CAMPESINO A GUARDAESPALDAS (I)
El Taijiquan de Yang Luchan en la Ciudad Prohibida


Jordi Vilà 

E l Taijiquan, en sus distintos avatares históricos, fue tanto una herramienta de cultivo espiritual de los monjes taoístas, una técnica de autodefensa de los campesinos del pueblo de Chenjiagou y el arte marcial del cuerpo de elite encargado de proteger a la familia imperial a mediados del siglo XIX. A pesar de la importancia de este último hecho, la llegada del Taiji a la Corte Imperial y su desarrollo en este entorno es, todavía hoy, un acontecimiento poco estudiado. El presente articulo intenta esbozar las líneas generales de lo que representó este episodio.


Yang Luchan

Cuando Yang Luchan (1799-1872), experto en artes marciales, abandonó el pueblo de Chenjiagou, en la provincia de Henan, después de dieciocho años de práctica del boxeo del clan Chen bajo la tutela de su maestro, Chen Changxing (1771-1853), decidió regresar a su ciudad natal, en el condado de Yongnian, prefectura de Guangping (provincia de Hebei).

Era el 30º año del reinado del emperador Dao Guang (1850), y llegado a su pueblo, Yang Luchan fue a presentar sus respetos a la familia Wu, detentadora de distintos cargos oficiales del gobierno. Yang y los Wu habían tenido relación anteriormente, luchanya que tres de los hermanos Wu eran aficionados a las artes marciales y habían colaborado para conseguir que Yang, proveniente de una humilde familia de campesinos, pudiese viajar al pueblo Chen para aprender su estilo de boxeo.

El mayor de los hermanos, Wu Chengqing (¿1800-1884?) era magistrado en el condado de Wuyang. Los registros oficiales explican que usó su conocimiento de estrategia militar y artes marciales para luchar contra los bandidos Nian. Se le considera autor de algunos de los textos de Taijiquan de primera generación, de un alto nivel técnico y teórico.

Wu Ruqing (¿1802-1885?) era Subdirector del Departamento de Justicia de la Corte Imperial de Sichuan, y los anales locales le recuerdan por su alto sentido de la justicia, y registran su interés por las condiciones de vida de los prisioneros en la cárceles, por investigar abusos de funcionarios políticos y por ser un miembro activo de la comunidad.

Wu Yuxiang (¿1812-1880?) fue un letrado confuciano que llegó a la corte gracias al apoyo de diferentes funcionarios gubernamentales. Viajó al pueblo de Chenjiagou para estudiar con el maestro de Yang Luchan, pero decidió finalmente practicar con  Chen Qingping (1795-1869) en la aldea de Zhaobao. Fundó el estilo Wú de Taijiquan y es responsable, junto a su hermano mayor, de la primera edición escrita de los textos marciales del Taiji, conocidos como "los clásicos". Siendo funcionario, no ejerció como maestro de artes de lucha, y enseñó solamente a sus sobrinos Li Yiyu y Li Qixuan, siendo además, durante un tiempo tutor del segundo hijo de Yang Luchan, el famoso Yang Banhou.

Yang Luchan se dedicó a la enseñanza pública de las artes marciales. Su arte, comparado con otros estilos locales, era muy suave y flexible, basado más en la esquiva y en la neutralización que en el choque frontal contra la fuerza del contrincante. Conociendo la habilidad de Yang en el boxeo de la familia Chen, los tres hermanos le tomaron como maestro y aprendieron su método de lucha.

Con una recomendación de Wu Ruqing, Yang viajó a la capital, Beiping (actual Pekín) y se hospedó, gracias a la influencia de los hermanos Wu, en casa de un rico hombre de negocios apellidado Zhang, poseedor de "una hacienda grande como una ciudad".

Como parte de su empresa, Zhang tenía a su cargo a distintos expertos en artes marciales, que se responsabilizaban de la seguridad de las mercancías. Durante un banquete en el que muchos de los invitados demostraron sus habilidades en el boxeo, uno de los expertos de Zhang se fijó en el físico delgado de Yang y su técnica "blanda", por lo que expuso la opinión de que compartir mesa con un "luchador" tan poco imponente era un insulto personal. Cuando se le preguntó a Yang si con su estilo podía vencer a cualquier tipo de adversario, éste dio una respuesta que ha pasado a la historia del Taijiquan: "A no ser que estén fundidos en bronce o hierro, o tallados en madera, y si sus padres les han dado un cuerpo de carne y hueso, se les puede derrotar". Sintiéndose atacado en su orgullo, el luchador desafió a Yang. Éste aceptó sin dudar, y añadió que además aceptaría pelear contra cualquiera de los asistentes al banquete. El espectáculo duro poco: una vez en los jardines de la mansión, los dos hombres se pusieron en guardia, el luchador de Zhang cargó contra Yang y enseguida salió volando inconsciente. Seguidamente otro luchador atacó y en seguida fue derribado. El resto de comensales no se atrevió a desafiar a aquel pequeño demonio con manos de algodón,  De regreso a la mesa, Zhang le ofreció un puesto de honor y le contrató como jefe de instrucción marcial en su residencia.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3406825

Banner
Banner
Banner
Banner