Artículos Todos los artículos (Lista) LOHAN QIGONG: LAS MANOS DE LOS 18 BUDAS
E-mail Imprimir


13. El leopardo mira a su alrededor.

Es una serie de barridos con las piernas. Este movimiento refleja la parte más marcial de la forma. Su principal cometido es mejorar el equilibrio, al igual que todas las secuencias de patadas. La energía circula por el meridiano de la vesícula biliar.


14. La grulla despliega las alas.

Es una secuencia de patadas. Se inicia con dos patadas hacia atrás, una con cada pierna, otras dos al frente ejecutadas rápidamente, y otras dos de talón. Esta secuencia requiere un gran sentido del equilibrio, que se irá consiguiendo con la práctica. Con las primeras patadas se trabaja la energía del estómago y con las últimas se activa el Qi del canal de la vejiga. Las patadas hacia atrás son yang, y hacia delante yin.

13Lohan
15. El buda camina con pasos torcidos.

La posición de las piernas cruzadas permite bajar el Qi al Dantian. Los movimientos con los brazos en forma de picos de grulla estimulan el meridiano del intestino delgado.


16. El buda se quita la túnica.

Se arquea la espalda al máximo, lo que mejora la flexibilidad de la columna y activa las energías yin y yang de todo el cuerpo.


17. El buda (o el guerrero) señala el camino.

Se estiran los brazos empujando con los dedos índice y corazón en direcciones opuestas. Se almacena el Qi en el Dantian.

15Lohan

 

18. Retorno.

Se dobla el cuerpo hacia delante para soltar la tensión acumulada tras el ejercicio. La energía sube con el movimiento de las manos hasta el punto Baihui, para después volver a bajar al Dantian. Se termina en una posición meditativa para calmar la mente.


SIU LOHAN (PEQUEÑO BUDA)

Luohan3Es la segunda forma del sistema. Respecto a los Tres Tesoros, hace más hincapié en el trabajo del Qi. En esencia los movimientos tienen una trayectoria circular que abre y cierra la caja torácica, consiguiendo con ello un amasamiento de los órganos internos y un mejor flujo de la sangre y el Qi en el interior. Se trabaja principalmente el San Jiao (los Tres Fogones), los Dantian y los meridianos extraordinarios.

En esta forma la respiración dirige el movimiento y la mente. Podemos hablar de tres maneras de trabajo en el Siu Lohan. Si se presta atención a la respiración, se actúa especialmente sobre los Dantian, el San Jiao y los canales interiores. Si se dirige la atención al propio ejercicio, trabajamos la columna con los estiramientos y la respiración tipo yang. Y por último, si la práctica se centra en el Shen, ejercitamos la concentración y facilitamos la relajación mental.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3305350

Banner
Banner
Banner
Banner