Artículos Todos los artículos (Lista) PRESERVAR Y DIFUNDIR LA HERENCIA DEL WUSHU. Entrevista a Zhu Dong
E-mail Imprimir


Nº 14 - Invierno 2007

PRESERVAR Y DIFUNDIR
LA HERENCIA DEL WUSHU
Entrevista a Zhu Dong

Luis Soldevila

E n mayo de 2007 estuvo en España Zhu Dong, profesor de la Universidad de Deportes de Shanghai y especialista en Taiji y Nandu de la Federación China de Wushu, y aprovechamos la oportunidad para charlar con él sobre el panorama del Wushu actual y los reparos que suelen mostrar hacia sus planteamientos los practicantes de estilos tradicionales.


Muchos de nuestros lectores hacen Taiji o Wushu tradicional, y parece que en general siempre buscamos los estilos y las líneas más antiguos, quizá identificando lo antiguo con lo auténtico y lo moderno con lo adulterado. ¿Qué piensa de esta separación entre lo antiguo y lo moderno?

Yo no creo que haya ninguna diferencia entre el Wushu tradicional y el Wushu moderno. Pienso que eso es una cuestión subjetiva, son simplemente puntos de vista. El debate entre lo tradicional y lo moderno no es nada nuevo, y probablemente seguirá existiendo durante mucho tiempo. Creo que lo que se ha dado en llamar "Wushu moderno" sólo es un intento de preservar la esencia y la riqueza de las artes marciales tradicionales chinas de una forma racional y unificada.


Hay quien piensa que el Taiji, por sus características, no tiene mucho que ver con el Wushu. ¿Cuál es su opinión?

Me gustaría aclarar que el Taiji forma parte del Wushu. Wushu es un término que define algo muy amplio y muy complejo, engloba toda la cultura marcial china, que está compuesta por muchas artes marciales y estilos tradicionales diferentes, entre ellos el Taiji. No olvidemos que el Taiji nace en el seno del mundo de las artes marciales aunque, como sabemos, incorpora otros elementos. Es verdad que después evolucionó, que una de sus ramas se decantó más por el cultivo de la salud y el trabajo interno, y que esa es precisamente la que más se ha divulgado, pero por su origen y sus características fundamentales el Taiji es Wushu.

Dentro del conjunto de las artes marciales chinas también hay diferentes ramificaciones con sus características y sus formas de entrenamiento propias, como lo que llamamos "Wushu popular", que es el dirigido a la salud y al entretenimiento, o el de competición. Aún viniendo del mismo tronco, los enfoques son completamente diferentes.


Nos gustaría que nos hablara del proceso de normalización del Taijiquan que ha llevado a cabo la Federación China de Wushu.

Bien, existen cinco estilos principales de Taiji tradicional: Chen, Yang Wu, Wu-Hao y Sun, y otros que se han ido recuperando en los últimos años. Además, dentro de cada uno de estos estilos hay diferentes ramas y variantes, y siempre ha habido muchos problemas, porque cada maestro hace las cosas de una manera, y con la transmisión surgen nuevas modificaciones. Así es como ha sido siempre, pero la divulgación de los estilos era muy reducida, y por eso el problema no se hacía tan patente. Con la popularización del Taiji esto fue creando cada vez más complicaciones. Con frecuencia las enseñanzas de dos profesores que en teoría hacían el mismo estilo no se parecían en nada, y quienes sufrían las consecuencias eran los alumnos.

Entonces la Federación China de Wushu se planteó dos objetivos principales. Por una parte recuperar y preservar la herencia de las artes marciales tradicionales; por otra, promoverlas y hacerlas llegar al mayor número de personas posible. Y para eso se llevó a cabo el proceso de la estandarización.

En principio es como cualquier otro proceso de normalización. Se trata de establecer unos principios para ponernos de acuerdo en lo que es correcto y lo que no lo es, normalizar lo que se enseña y cómo se enseña. Para ello se creó la forma estandarizada de 24 movimientos, una rutina que se puede dominar en cuatro o seis meses y de la que se puede obtener un beneficio inmediato sin tener que pasar por lo que supone un entrenamiento tradicional. Y a continuación se elaboraron unas líneas pedagógicas para enseñarla de una manera correcta.

Otra de las ventajas de la normalización tiene que ver con la investigación. Se dicen muchas cosas sobre los beneficios del Taiji, que ayuda a reducir el estrés, que mejora el equilibrio, que fortalece el sistema inmunológico, el aparato respiratorio... En los últimos tiempos se ha empezado a investigar y a experimentar mucho sobre los efectos del Taiji en la salud y en el tratamiento de diferentes dolencias, pero para que esas investigaciones tengan validez es necesario partir de un tipo de ejercicio estándar. Por ejemplo, si los sujetos de un estudio sobre los efectos cardiovasculares del Taiji practican estilos diferentes, con movimientos, intensidad y duración diferentes, no se puede llegar a ninguna conclusión, no se pueden extraer datos científicamente fiables. Hay que partir de unos ejercicios que todos los sujetos hagan de la misma forma para poder estudiar los efectos.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3422422

Banner
Banner
Banner
Banner