Artículos Todos los artículos (Lista) YIJINJING: EL CLÁSICO DE LA TRANSFORMACIÓN DE LOS TENDONES (III)
E-mail Imprimir


Nº 13 - Otoño 2007

Cali13

YIJINJING: EL CLÁSICO
DE LA TRANSFORMACIÓN
DE LOS TENDONES (III)


Eduardo Escudero y Teresa Menchén

Tercera y última entrega de los ejercicios que ayudan a cultivar la elasticidad de músculos y tendones. Si se practican con regularidad ayudan a liberar bloqueos en la circulación del Qi y favorecer la nutrición de los tejidos corporales. Durante la ejecución de los movimientos es importante no forzar las posturas y atender a las sensaciones que se describen para optimizar sus beneficios de cara a la salud física, mental y emocional.


21) Mover la cintura y avanzar los hombros

Figuras1

Al comienzo de este ejercicio colocamos las manos de manera que la región interdigital de los dedos índice y pulgar de ambas manos, también conocida como "boca del tigre", presione los puntos VB34 (Yanglingquan). Como se muestra en la figura 1, inclinamos el tronco y desplazamos hacia delante el hombro, que es el que dirige el movimiento y sobre el que situamos toda nuestra atención durante el traslado del peso desde una pierna hasta la contraria. Después enderezamos el tronco y buscamos la sensación de estiramiento de la columna vertebral abriendo ligeramente el pecho al mismo tiempo que hundimos los hombros y empujamos con las manos hacia los talones (Fig. 1B)

Repetimos este proceso cambiando el peso alternativamente de una pierna a otra.

Este ejercicio ayuda a prevenir y tratar la hemiplejia y fortalece las rodillas, los discos de las vértebras lumbares, el sacro y las rótulas.


fig-222) Contemplar la luna
en paso de T

En este ejercicio adoptamos la posición que se indica en la ilustración (Fig. 2), con los pies en paso de T. Separamos las manos como si abriéramos una ventana y dirigimos la mirada hacia atrás al tiempo que buscamos una sensación de estiramiento que parte desde los dedos de las manos, discurre a lo largo de los brazos y el costado y llega hasta la pierna que queda estirada. Debemos sentir que el mayor efecto de elongación se sitúa en el centro de la espalda.

Podemos emplear este movimiento para ayudar a regular el sistema nervioso central y prevenir la neurastenia, el aneurisma (dilatación anormal de un sector del sistema vascular), la pérdida de capacidad cerebral y de memoria, y la mielitis (inflamación de la médula espinal)


23) La golondrina se revuelve en el nido

A partir de la postura que se muestra en la figura 3A, abrimos el brazo y mantenemos su estiramiento con la palma siempre dirigida hacia arriba. Lo desplazamos primero hacia el lado contrario y después lo hacemos girar hasta realizar una vuelta completa. Cuando hayamos concluido este giro, situamos el brazo sobre la cabeza (Fig. 3B) con la palma girada hacia el cielo. La mano contraria presiona sobre el punto Ren9 (shuifen) durante todo el movimiento.

Figuras3De nuevo hacemos un giro casi completo con el brazo, que finaliza en un empuje hacia delante de la palma de la mano. Al mismo tiempo curvamos la espalda intentando formar un arco bien definido. La mirada se dirige hacia atrás y procuramos ver el suelo (Fig.3C), siempre y cuando evitemos forzar la posición. Mientras, continuamos ejerciendo presión sobre el punto shuifen.

Esta secuencia puede ayudar a prevenir y curar enfermedades de la vejiga urinaria, del riñón y del estómago. En la mujer puede contribuir a regular el ciclo menstrual y solucionar problemas como la dismenorrea, amenorrea, metrorragia y leucorrea.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3367819

Banner
Banner
Banner
Banner