Artículos Todos los artículos (Lista) EL NACIMIENTO DEL TAIJIQUAN CONTEMPORÁNEO. Entrevista a Li Deyin
E-mail Imprimir


Nº 13 - Otoño 2007

ldy01

EL NACIMIENTO
DEL TAIJIQUAN CONTEMPORÁNEO
Entrevista a Li Deyin

Luis Soldevila

E n 2006 cumplió 50 años el Taijiquan Simplificado de 24 movimientos, la llamada "forma de Pekín", una rutina muy controvertida que no sólo cumplió de sobra su objetivo, la popularización del Taijiquan en toda China, sino que llegó mucho más allá: lo dio a conocer en todo el mundo y contribuyó a la revitalización de los estilos tradicionales. El profesor Li Deyin, sobrino del creador de esta forma y compilador de rutinas de competición y abanico, nos habla del nacimiento del Taijiquan estandarizado y de su contribución a la divulgación del arte.


Usted se inició en el mundo de las artes marciales tradicionales muy pequeño debido a la influencia de su familia. Nos gustaría que nos hablara de su juventud y de cómo vivió el proceso de la creación de la forma estandarizada de 24 movimientos.

Sí, la vida en mi casa giraba alrededor de las artes marciales tradicionales. Era algo que estaba integrado en el día a día. Mi abuelo, Li Yulin, era una persona muy conocida y respetada en los círculos marciales, y se dedicaba por completo a la enseñanza, por lo que desde muy pronto entré en contacto con este ambiente. La influencia de mi abuelo fue muy importante para todos nosotros, especialmente para mi padre, Li Tianchi, y mi tío, Li Tianji, que también fueron famosos artistas marciales. La norma en la familia era que al margen de la profesión a la que uno quisiera dedicarse, el Wushu tenía que ser parte de tu vida. Por eso los pequeños teníamos que ldytianjiaprenderlo. Igual que mis hermanos y primos, yo tenía la obligación de practicar por las tardes, después de salir del colegio, bajo la supervisión de mi abuelo. Cuando hacíamos algo mal, o si nos distraíamos o no nos empleábamos al cien por cien, se enfadaba mucho con nosotros y nos reprendía con mucha severidad.

Mi abuelo siempre fue de la opinión de que los niños debían empezar aprendiendo Shaolin. Decía que el gongfu de Shaolin daba a los niños estabilidad, flexibilidad y resistencia. A partir de la adolescencia, alrededor de los catorce años, empezaba a enseñarnos Xingyiquan, porque decía que este arte nos aportaría potencia y velocidad. Y más adelante, al final de la adolescencia, más o menos cuando acabábamos la enseñanza media, empezaba a enseñarnos Taijiquan porque pensaba que era el arte más sutil de los que él conocía y que nos ayudaría a desarrollar la sensibilidad y la inteligencia.

La forma de Taijiquan simplificado se empezó a gestar en 1955, cuando yo estaba terminando la enseñanza media, poco antes de entrar en la universidad. Recuerdo que cuando llegué a la universidad yo seguía practicando mi Taiji siempre que podía, y la gente se me acercaba y me preguntaba qué era aquello que estaba haciendo. En aquella época las artes marciales y el Taijiquan apenas se practicaban en los colegios y las universidades.


ldycali¿Ni siquiera se enseñaba Shaolin?

No, en los centros de enseñanza y como parte del programa educativo no. Por supuesto había quien fuera del colegio practicaba Shaolin y Taiji, pero no era algo que se enseñara oficialmente. Entonces en los colegios se practicaban deportes más convencionales, carrera, atletismo, fútbol, ese tipo de cosas. Pero si alguien quería aprender artes marciales tenía que hacerlo fuera del colegio. Tenía que buscar un buen profesor y aprender al estilo tradicional, ganarse el derecho a ser alumno de un maestro, pasar por la ceremonia del baishi y esas cosas. Pero desde luego la enseñanza oficial no fomentaba el aprendizaje del Wushu en ninguna de sus formas. Por todo eso el aprendizaje de las artes marciales parecía algo fascinante, misterioso, pero que al mismo tiempo requería un gran espíritu de sacrificio, disciplina, esfuerzo. No era algo que pudiera hacer cualquiera.

En 1953 el gobierno de Pekín creó lo que se llamó el Consejo Nacional de Deportes con el fin de regular todo lo relacionado con las actividades deportivas. Este consejo organizó la primera conferencia de artes marciales chinas y la primera competición de Wushu a escala nacional, que se celebraron simultáneamente en Tianjin, donde yo estaba estudiando el bachillerato. Tras aquella conferencia se llegó a la conclusión de que el Wushu era un gran tesoro de China y de que era necesario hacer un esfuerzo para promoverlo y difundirlo por todo el país. Así pues, se tomaron dos medidas dirigidas a conseguir ese objetivo: la primera fue la creación de un comité especial del Consejo Nacional de Deportes dedicado a la promoción del Wushu que sería la máxima autoridad en la investigación y divulgación de las artes marciales chinas en todo el país. La segunda decisión fue reunir a todos los campeones de aquella competición en un centro de entrenamiento, al que se llamó Universidad Central de Deportes, donde se formó el primer equipo nacional de artes marciales chinas.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 6769
Contenido : 869
Enlaces : 94
Páginas vistas : 2822351

Banner
Banner
Banner
Banner