Artículos Todos los artículos (Lista) YIJINJING: EL CLÁSICO DE LA TRANSFORMACIÓN DE LOS TENDONES (I)
E-mail Imprimir

yijinying44) Lamentar que la tierra no tenga asas

Situamos las manos a la altura de los hombros con los dedos apuntando hacia abajo (Fig. 7). Después nos dejamos caer hacia el suelo con un movimiento rápido, arrastrados por el impulso de las manos, con la sensación de "clavar" los dedos en la tierra (Fig. 8) En este proceso es muy importante evitar que los talones se levanten, que las rodillas sobrepasen las puntas de los pies y que la espalda se incline demasiado hacia delante. Descenderemos sólo la distancia justa que nos permita seguir todas estas indicaciones. Al levantarnos debemos sentir el empuje de los talones hacia el suelo y tener la sensación de alzar con las manos un objeto muy pesado, como si agarrásemos un asa. Cuidaremos que los hombros permanezcan bajos y mantendremos las mismas pautas que citamos anteriormente para el descenso, en relación a los talones, rodillas y espalda.

Es un ejercicio indicado para prevenir o aliviar problemas cardiovasculares.


5) Empujar la montaña y clavar las manos

yijinying5Este ejercicio (Fig. 9), de ejecución similar al movimiento de manos como nubes del Taijiquan, debemos hacerlo marcando claramente el giro de la cintura. En el brazo superior buscaremos la sensación de estiramiento en toda su zona exterior, desde el hombro hasta los dedos de la mano, como si empujásemos una pared. Este movimiento de apertura se realiza de forma lateral y no sólo en línea recta, pues conlleva un componente circular, como si abriéramos una puerta. En el brazo inferior la sensación es de "clavar" los dedos, que guían e impulsan el giro de cintura.

Estos movimientos pueden ayudar en la prevención y el tratamiento de la artritis en los brazos, manos y pecho.


yijinying66) Manos como nubes a izquierda y derecha

Giramos el tronco describiendo un círculo que parte de la cintura, hacia un lado y otro alternativamente. Llevamos la atención a las vértebras cervicales cuando los dedos pulgares señalan el nacimiento del pelo y estiramos después los brazos en dirección diagonal ascendente (Fig. 10). Realizamos el movimiento con la intención de lanzar o alcanzar algún objeto, de forma que sintamos el estiramiento desde la punta de los dedos hasta los omoplatos por la cara externa de los brazos. Es importante que en la postura final los brazos queden estirados por igual, con las manos a la misma altura y separadas entre sí como si sostuvieran un balón de balonmano.

Los ejercicios 6, 7 y 8 tienen unos efectos terapéuticos similares. Son beneficiosos para las vértebras cervicales, dorsales y lumbares, y además para los hombros y el sistema digestivo en general.


7) Girar la cintura y clavar atrásyijinying7

Este ejercicio es una continuación del anterior. Describimos círculos a partir de la cintura llevando ahora la atención a las vértebras dorsales. Para ello inclinamos más el tronco. Los dedos pulgares señalan el punto DU23, shangxing, y después flexionamos la cintura, descendemos, dirigimos los brazos hacia atrás manteniendo las rodillas estiradas (Fig. 11) y pasamos las manos junto a VB31, fengshi. En esta posición alargamos los brazos horizontalmente hacia atrás, sintiendo el estiramiento extenderse hasta los músculos trapecio y dorsal ancho de la espalda. Dirigimos la mirada de forma horizontal hacia la lejanía.


yijinying88) Girar la cintura y clavar atrás (II)

Este movimiento es una continuación de los dos anteriores, con una ejecución muy similar. El tronco debe girar llevando la atención a las vértebras lumbares, y por eso la inclinación es mayor que en el ejercicio 7. Los dedos pulgares señalan durante los giros el punto DU20, baihui. Manteniendo las rodillas bien estiradas flexionamos la cintura y bajamos los brazos para dirigirlos hacia atrás, pasando las manos cerca del tobillo (Fig. 12). En esta posición buscamos la sensación de alargamiento de los brazos al trazar una diagonal descendente. Sentiremos que el estiramiento se extiende hasta la zona lumbar y es más intenso en la parte posterior de las piernas. Al mismo tiempo llevamos la intención de conectar la sien con E36, zusanli. Aunque la falta de flexibilidad nos impida llegar hasta una posición baja, es importante permanecer con las rodillas estiradas y mantener mentalmente la conexión entre la sien y la pierna.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3451327

Banner
Banner
Banner
Banner