Artículos Todos los artículos (Lista) EL PAISAJE A TINTA EN LAS CUATRO ESTACIONES
E-mail Imprimir


Nº 9 - Otoño 2006

17BEL PAISAJE A TINTA
EN LAS CUATRO ESTACIONES

Li Chipang

Desde nuestros comienzos como revista nos hemos sentido muy afortunados por contar con la colaboración del conocido pintor cantonés Li Chipang, que en los últimos cuatro números ha creado para nuestros lectores cuatro paisajes que muestran cada una de las estaciones. Durante la charla que mantuvimos en su estudio y que reproducimos a continuación, el Sr. Li describió el proceso creativo mediante el cual plasma el espíritu de aquello que retrata, y analizó los rasgos principales que deberían estar presentes cuando se pintan las cuatro estaciones con tinta china y técnica de pincelada libre.


Naturaleza y mente

Los pintores tenemos un dicho: nuestro maestro es la naturaleza y por eso un buen pintor debe estudiarla cuidadosamente. Algunas personas saben pintar pero no observan bien y, aunque tengan una buena técnica, es difícil que puedan llegar a mostrar el espíritu de lo que pintan. Toda la pintura china, no sólo el paisaje, brota desde nuestro interior y, para lograr que una obra tenga sentido o espíritu, antes tenemos que observar muy bien y reflexionar después.

inviernoBDesde pequeños aprendemos a pintar utilizando el cerebro para construir la imagen de lo que deseamos plasmar, que es algo muy distinto a reproducir simplemente lo que vemos. Si empleamos la técnica de pincelada libre pintaremos toda la obra en el mismo instante, aunque hayamos pensado la pintura durante un año entero, como ocurre a veces. En nuestro estilo, si la composición o la esencia de un trabajo es óptima entonces surge enseguida, como cuando una persona escribe un poema en el mismo instante en que le llega la inspiración. Sin embargo, para crear una composición realmente buena, la mente del pintor tiene que formar la imagen durante mucho tiempo.

Al enseñar a los alumnos cómo pintar paisajes, a veces estudiamos lo que queremos hacer observando hojas de dibujos o fotos hechas en la naturaleza. Aun así, al realizar una composición de calidad, evitamos copiar el modelo y nos guiamos por una imagen distinta, construida con anterioridad en nuestro interior. Debido a esa visión interna, la obra, una vez terminada, no reflejará ningún paisaje que exista en la realidad, aunque algunas de sus partes sí que sean reales y puedan reconocerse por separado.

primaveraBCuando pienso en abordar una pintura normalmente no realizo pruebas mientras construyo la imagen y, cuando la obra ya está formada en mi cerebro, la plasmo sobre el papel. En general, pinto primero la parte principal cuidando que la calidad de la pincelada sea la mejor posible, y el resto no importa tanto. Si voy a realizar un trabajo de grandes dimensiones puede que haga algunos esbozos para saber más o menos cómo va a ser. Sin embargo, cuando pinto ya no puedo ajustarme al bosquejo porque en el estilo libre si una pincelada sale un poco distinta a la original entonces hay que cambiar todo lo que sigue. El boceto siempre representa tan sólo una idea aproximada de lo que voy a hacer, ya que casi nadie puede llegar a repetirlo con exactitud. Al pintar una obra de gran formato también conservo en mi mente, durante todo el proceso, la imagen de lo que quiero plasmar y voy siguiéndola. Esto es muy importante y difícil para la mayoría de los occidentales debido al tipo de educación artística que han recibido, muy distinta de la nuestra.


Pincelada libre e historia

Aquí la mayoría de la gente piensa que la pintura china se realiza sólo en blanco y negro, pero eso no es cierto. Desde el principio de nuestra historia existía pintura con color que normalmente provenía de los pigmentos de la tierra. En una obra antigua esto hace que, con el paso del tiempo, el tono del papel o de las telas se oscurezca y sin embargo, el color no cambie.

34BAl principio en la pintura antigua se utilizaba la técnica detallada, es decir, que primero se trazaban las líneas y después se rellenaban las formas con el color. En este tipo de pincelada se enfatiza el trabajo con la línea en detrimento de las técnicas de mancha. En la dinastía Tang, el pintor y poeta Wang Wei comenzó a experimentar con la pincelada libre, siendo uno los primeros en manejarla. Esta forma de pintar adquirió una gran relevancia que perduró hasta el periodo Qing, durante el cual se convirtió en el recurso técnico que la mayoría de los pintores empleaba para expresarse. A finales de los Qing, en Guangdong, al sur de China, surgió una escuela llamada Ling Nan, que comenzó a mezclar la pincelada libre con técnicas de acuarela. En la actualidad, la pincelada libre sigue usándose con más frecuencia que la detallada.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3408376

Banner
Banner
Banner
Banner