Artículos Todos los artículos (Lista) UN PASO HACIA EL EMPUJE DE MANOS
E-mail Imprimir


EmpujeBNº 6 - Invierno 2005

UN PASO HACIA EL
EMPUJE DE MANOS


David Blázquez

E l empuje de manos es una parte fundamental del Tai Chi Chuan y tambien una de las menos exploradas. Cada vez hay un mayor número de estudiantes interesados en profundizar en este aspecto, y por esta razón quisiera compartir parte de mi experiencia como practicante apasionado de tuishou. Son conclusiones que pertenecen a mi trayectoria personal concreta, y no son el único camino a seguir. Sin embargo resumen mis avances y muchas alegrías en la práctica del Tai Chi Chuan, y el lector despierto sabrá sacar algún provecho de ellas.


No tengo intención de exponer una técnica específica o las distintas rutinas de trabajo, esto es algo que debe hacerse persona a persona. Más bien quiero compartir diversas observaciones e indicaciones que pueden ser útiles a quienes tengan interés en profundizar en este tipo de trabajo y necesiten acertar con las claves adecuadas.

Analicemos el ejercicio: cuando dos personas practican empuje de manos, entran en contacto físico a través de diversas superficies del cuerpo, generalmente la palma o el dorso de la mano, el codo, el antebrazo. Estudiar empuje de manos es estudiar las distintas sensaciones que llegan a nuestra mente a través de estos puntos, y como reaccionamos a ellas. No tengo intención de exponer una técnica específica o las distintas rutinas de trabajo, esto es algo que debe hacerse persona a persona. Más bien quiero compartir diversas observaciones e indicaciones que pueden ser útiles a quienes tengan interés en profundizar en este tipo de trabajo y necesiten acertar con las claves adecuadas.


empuje1BBuscar la sensación

La sensación más evidente, y sobre la que insistiré en este texto, es la presión que supone el contacto físico con el oponente. Debemos estudiar que hacer con esta presión para producir el movimiento, y gradualmente desarrollar el poder de neutralización y emisión que carateriza el Tai Chi Chuan como arte marcial.

En una primera etapa, para lograr un progreso, es muy importante renunciar totalmente a aplicar nuestra fuerza sobre nuestro compañero. Debemos, olvidarnos, por un tiempo, de las aplicaciones marciales. Por tentador y sencillo que parezca, no podemos utilizar la fuerza para resolver una situación.

Renunciando por el momento al aspecto competitivo, imaginemos que el empuje de manos es como un masaje. La técnica consiste en mantener, a través de las superficies de contacto una suave presión desde nuestro centro hasta el centro de nuestro compañero. Esta suave presión debe ser continua, y el resultado de la fuerza unificada de todo el cuerpo. Es una fuerza que viene desde los pies, y se manifiesta en las manos: no debemos apoyarnos lo más mínimo en nuestro compañero.


El silencio interior

Una vez existe esta suave presión, la siguiente indicación es cultivar el silencio interior. Esta expresión significa que no debo efectuar ningún movimiento superfluo, cada pequeño movimiento del cuerpo tiene por objetivo mantener y seguir el contacto con el oponente. Cualquier otro movimiento está de más, y solo enturbiará nuestras sensaciones. Cuando existe esta suave presión, y silenciamos nuestro interior, entonces es el momento en el cual el movimiento se expresa por si mismo. La diferencia es que ahora, el movimiento no es la consecuencia de nuestra intención, sino el reajuste de nuestra posición a la presión que estamos intercambiando. Atentos al clásico: "no insistir, no resistir". ¿Como se reajusta mi postura para ceder a la presión que siento? Si la presión es mayor en el lado izquierdo, entonces se vacía este lado, si es mayor en el lado derecho, entonces se vacía este otro.

empuje4BMe gustaría responder a las preguntas: ¿Cómo se consigue el silencio interior? ¿En qué consiste esa sensación? Pero no puedo llegar muy lejos en mi respuestas, por falta de experiencia, y por la complejidad del concepto. Hay dos citas que me gustaría recordar en este momento, la primera es "el ch'i y el corazón mente se protegen mutuamente en el tan tien", y la segunda, "la cualidad de la mente es amplia como si contuviera el universo". En definitiva, en la práctica del empuje de manos, buscamos un estado similar al que buscamos en la práctica de la forma. Esta actitud demuestra ser muy enriquecedora.


 
Banner

Entidades colaboradoras

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Estadísticas

Usuarios : 3
Contenido : 871
Enlaces : 94
Páginas vistas : 3368154

Banner
Banner
Banner
Banner